30 de julio de 2021, 3:12:07
Deportes

3-0


Zaragoza se acerca un poco más a Primera tras superar a débil Albacete


El Real Zaragoza se acerca un poco más a la Primera División tras superar al Albacete en un cómodo partido que prácticamente quedó sentenciado al descanso, al que se llegó con ventaja local por 2-0 frente a un equipo que no fue capaz de rematar a la portería maña en todo el encuentro.


El fuerte calor y el bochorno reinante sobre la capital aragonesa influyeron en el ritmo de juego desde el inicio, que fue cansino en ambos conjuntos y que parecían temer un desfallecimiento si se empleaban al máximo.

Con esta situación, daba la impresión de salir beneficiado el equipo visitante, que simplemente con estar bien situado sobre el césped evitaba el posible peligro del juego de su rival, que sin velocidad no parecía tan temible.

Sin embargo, y aun jugando a medio gas y acelerando el juego sólo lo estrictamente necesario, el conjunto local fue acumulando ocasiones aisladas, de la mano de un excelente Jorge López, que le pudieron haber supuesto adelantarse bastante antes de lo que lo hizo, en el minuto 34, por medio de su goleador Ewerthon de Souza, que contó la involuntaria colaboración de un defensor.

El gol sólo fue la conclusión de la lógica acumulación de oportunidades del equipo maño, que pudo haber marcado en cuatro ocasiones anteriormente, aunque se encontró con el guardameta aragonés del Albacete, Jesús Cabrero, que lo impidió.

Cuando parecía que los primeros 45 minutos iban a finalizar con un exiguo 1-0, un penalti cometido sobre Alberto Zapater ya en tiempo de prolongación permitió, de nuevo al brasileño Ewerthon, lograr el tanto de la tranquilidad, que a la vez le servía para entrar en la historia zaragocista al superar la mejor marca goleadora en una temporada en Segunda de Avelino Chaves, que alcanzó los 24 tantos en la campaña 1954-55.

La segunda parte sobró por todo, por el calor excesivo, porque con el juego resuelto el conjunto de "Marcelino" García Toral se dedicó a dejar pasar los minutos y a guardar fuerzas y apenas mostró nada y porque el conjunto castellano-manchego fue igual de inoperante e inofensivo que en el primer periodo.

Tan sólo el tercer tanto del partido, logrado por el argentino Juan Pablo Caffa en el minuto 77, logró sacar al público de su sopor y cerrar definitivamente la cuenta goleadora local.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es