23 de octubre de 2019, 5:09:47
Salud

parecida a la de Creutzfeldt-Jacob


El Alzheimer podría ser una enfermedad infecciosa


El Alzheimer podría ser una enfermedad infecciosa, según sugiere un estudio del Hospital Universitario de Basilea, en Suiza. Sus secuelas se asemejan a los priones del Creutzfeldt-Jacob.


Según sugiere un estudio del Hospital Universitario de Basilea, en Suiza, que se publica en la edición digital de la revista Nature Cell Biology, el Alzheimer podría ser una enfermedad infecciosa. La investigación muestra que los ovillos que se observan en el cerebro de los pacientes que sufren esta enfermedad inducen la formación de inclusiones similares cuando se inyectan en el cerebro de ratones sanos.

Según los autores, esto indica que los ovillos tienen propiedades contagiosas y podrían ser similares a los priones, que están asociados con enfermedades cerebrales infecciosas como la enfermedad de las vacas locas y la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob, la versión humana de este trastorno.

Los científicos, dirigidos por Markus Tolnay, extrajeron secciones de cerebro de ratones que expresan una forma mutante de la proteína humana tau, un componente de los ovillos neurofibrilares del Alzheimer. Estos extractos de cerebro fueron inyectados en regiones específicas en el cerebro de ratones normales.

Los investigadores observaron que los extractos cerebrales inducían proteínas tau humanas normales en los ratones para formar ovillos neurofibrilares. Además, estos ovillos recién formados pudieron expandirse a regiones cercanas del cerebro.

Antes del estudio se desconocía la posibilidad de que la formación de inclusiones tau observadas en la enfermedad neurodegenerativa de la familia de taupatías fueran contagiosas. Se cree que las proteínas priónicas infectan y se propagan mediante su configuración en una estructura capaz de convertir a las proteínas de esta clase normales en estructuras anormales similares.

El estudio abre nuevas vías de investigación en las taupatías que podrían dirigirse a comprender cómo una forma de tau anormal puede expandirse y hasta qué punto son similares las taupatías y las enfermedades priónicas.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es