19 de septiembre de 2021, 3:15:54
Religión

miles de fieles, en la calle


Granada y Sevilla celebran sus procesiones del Corpus


Las tradicionales celebraciones eucarísticas del Corpus en las ciudades de Granada y Sevilla han contado hoy con la asistencia de miles de fieles, curiosos y turistas que, desde primera hora de la mañana, se han congregado en torno a las procesiones, en una jornada calurosa.


Las tradicionales celebraciones eucarísticas del Corpus en las ciudades de Granada y Sevilla han contado hoy con la asistencia de miles de fieles, curiosos y turistas que, desde primera hora de la mañana, se han congregado en torno a las procesiones, en una jornada calurosa.

En Granada, la procesión del Corpus Christi marca el ecuador y el día grande de la Feria, y, tras la tradicional Eucaristía presidida por el Arzobispo de Granada, Javier Martínez, se ha celebrado la procesión, en la que han participado hermandades, asociaciones y cofradías religiosas, bandas de música, fieles, todos precedidos de "La Tarasca", que ha vuelto a exhibirse por el centro de la ciudad.

Como novedad de este año, han abierto el desfile cívico dos personajes a caballo que se recuperan después de décadas, como son un heraldo timbalero y un heraldo de Castilla, ambos montados a caballo.

El desfile, el más amplio de todas las procesiones que se celebran en la ciudad durante el año, discurrió por los altares que se han instalado en su recorrido por las principales calles del centro hasta regresar a la Catedral.

La procesión en todo momento ha ido acompañada por la Tarasca, un maniquí subido a un dragón que simboliza el triunfo de la belleza sobre lo monstruoso y cuya vestimenta rinde homenaje este año a la actriz Audrey Hepburn.

La Tarasca ha estado acompañada por un cortejo compuesto por un centenar de personas, entre charangas, bandas, 18 cabezudos y cuatro gigantes que representan a los Reyes Católicos (Isabel y Fernando) y a los nazaríes (Boabdil y Morayma).

En Sevilla, miles de sevillanos asistieron a primera hora de esta mañana a la procesión del Corpus, que se alargó como es tradicional hasta pasado el mediodía, en una celebración que ya empezó ayer, cuando también miles de personas se concentraron en el centro de la ciudad para ver los tradicionales altares.

El calor ha acompañado todo el cortejo, que se inició a las ocho y media de la mañana en la Catedral, hasta el punto de que algunos asistentes abrieron sus paraguas para protegerse del sol y la confluencia de gente era mucho mayor en las zonas sombreadas.

En la procesión han participado casi tres mil representantes de hermandades religiosas, asociaciones y congregaciones de fieles, y, como es costumbre, el recorrido del desfile apareció esta mañana cubierto de ramas de juncia y romero, que aportan su característico perfume a esta celebración eucarística.

En la procesión destaca la Custodia labrada por Juan de Arfe en 1587, que tiene algo más de tres metros de altura y cuenta con más de trescientos kilos de plata.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es