18 de enero de 2020, 8:25:11
Los Lunes de El Imparcial

reseña


Abraham B. Yehoshúa: Una mujer en Jerusalén


Traducción de Sonia de Pedro. Editorial Anagrama. Barcelona, 2009. 287 páginas. 17 €.


La mala conciencia de un director de Recursos Humanos israelí por no haberse percatado de la ausencia de una empleada que fallece en un atentado suicida y el viaje redentor que emprende para repatriar el cadáver, es el punto de partida de la última novela del escritor israelí Abraham B. Yehosúa.

Con un estilo sobrio, ágil y certero, Yehoshúa desgrana una historia que, por encima de todo habla de la soledad y deshumanización del mundo actual. Los personajes del libro chocan entre sí, sin rozarse, convenciéndose de que el contacto es real, sabiendo en el fondo que no es sino una mera ilusión. En este contexto, la soledad brutal, atrevida y, sobre todo, sincera, de la mujer muerta, que yace durante días en la morgue sin que nadie la reclame, resulta casi reconfortante en comparación con el nebuloso purgatorio a medio camino entre la nada y la vida desde el que el resto de personajes observa un mundo, aparentemente próximo, pero del que les separa un irrompible cristal.

Por Regina Martínez Idarreta


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es