19 de septiembre de 2021, 19:04:43
Nacional

el CGPJ multa al magistrado con 300 euros por dejar libres a dos narcos


El Supremo admite otra querella contra Garzón por prevaricación


El Tribunal Supremo ha admitido este miércoles a trámite otra querella por prevaricación contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por su actuación en el caso de las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo, interpuesta por la asociación Libertad e Identidad.


El Tribunal Supremo ha admitido a trámite la querella interpuesta el pasado 10 de marzo por la asociación Libertad e Identidad contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por un presunto delito de prevaricación que habría cometido al investigar las desapariciones durante el franquismo.

Se trata de la segunda querella admitida contra el magistrado por estos mismos hechos (la primera la interpuso el sindicato Manos Limpias) por lo que la Sala de lo Penal del alto tribunal acuerda acumular esta segunda actuación con la primera para que se tramiten de forma conjunta y por el mismo instructor ya designado, Luciano Varela.

Querella coincidente
En su auto de admisión a trámite, cuyo ponente ha sido el magistrado Joaquín Jiménez, se señala que "resulta palmario" que la querella de Libertad e Identidad "es en todo punto coincidente" con la de Manos Limpias, al tratarse de la misma persona querellada (Garzón) y los mismos hechos denunciados, que son las resoluciones dictadas por el magistrado al considerarse competente para asumir la investigación de las fosas.

Igualmente, en ambas querellas coincide la calificación penal, la de prevaricación (dictar una resolución a sabiendas de que es injusta). "Esta situación de triple identidad de querellado, objeto y calificación jurídica propuesta lleva a la admisión de la querella, ya que la actual no es sino una reiteración de la anterior", indica el auto, por lo que reitera los mismos motivos que dio en el caso e Manos Limpias para admitir la causa.

Concretamente, esta segunda querella afirma que las resoluciones de Garzón para investigar las desapariciones del franquismo -antes de inhibirse a favor de los juzgados territoriales- son "manifiestamente injustas" y acusa al juez de incurrir en un "fraude de ley" al "eludir por un lado las normas de prescripción de delitos, irretroactividad de la norma penal y por otro lado aplicar otras normas no procedentes como convenios internacionales y delitos de detención ilegal permanente y contra la forma de gobierno".

El escrito de 91 folios de la querella de Libertad e Identidad fue presentado en persona por el portavoz de esta asociación, José Manuel Medina. La asociación, creada en 2006 y afincada en Málaga se presentó ante los medios asegurando que busca "la regeneración de las instituciones, de la sociedad y de la familia". Según matizaron, la querella no busca ir ni contra la ley de Memoria Histórica ni contra las víctimas, sino "contra la acción de Garzón, que lo que buscaba era una foto ante la tumba de García Lorca a sabiendas de que su familia se oponía a su exhumación".

Multa de 300 euros
Por su parte, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado este miércoles imponer una multa de 300 euros al juez dpor una falta leve al dejar libres por error a dos narcotraficantes turcos, uno de los cuales huyó el pasado mes de febrero. Así lo ha acordado la comisión disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces, según han informado fuentes del CGPJ. Además, esta comisión ha decidido archivar las diligencias informativas abiertas en relación a la queja interpuesta por los abogados Antonio Panea y José Luis Mazón contra Garzón por un permiso que el magistrado obtuvo en agosto de 2007 para ir a Perú..

La falta leve es de incumplimiento injustificado de los plazos establecidos para dictar resolución, cuya sanción podía ir desde una advertencia hasta una multa de un máximo de 300 euros. Para esta decisión ha sido clave el voto de calidad del presidente de la comisión disciplinaria, Pío Aguirre, quien ha propuesto la referida multa por una falta leve, al igual que el vocal Miguel Carmona. Por su parte, la portavoz del Consejo, Gabriela Bravo, ha propuesto el archivo de este asunto, al igual que la vocal Margarita Uría, mientras que Gemma Gallego consideraba que los hechos constituían una falta muy grave.

El juez ha reconocido que la excarcelación se debió a un error en la identificación de los días de detención y prisión de los dos procesados en las carpetillas que inician las piezas de situación de ambos
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es