19 de enero de 2020, 1:19:31
Nacional

El imparcial entrevista al alcalde de Calviá que plantó cara a Estarás


Carlos Delgado: “El PP balear va a la deriva y hay mucha gente muy desilusionada"


El alcalde de Calviá que plantó cara el pasado año a Rosa Estarás en el pasado congreso regional del PP de Baleares, Carlos Delgado, vuelve a la carga. "Nos estamos apartando de las bases", alerta. Delgado reclama un liderazgo fuerte y un posicionamiento claro de su partido en los temas clave para que el PP no pierda más votos en las Islas. Ha sido un firme defensor a la libertad lingüística y un duro opositor a la designación "a dedo" del sucesor de Estarás, José Manuel Bauzá. Envía a Génova un mensaje: "Recapacitad". Por Blanca de Ugarte


¿Por qué ha encargado usted esta encuesta?
Teníamos dos objetivos muy claros. El primero, mostrar a los dirigentes actuales de nuestro partido qué es lo que la gente quiere y opina desde un punto de vista ideológico. Y, segundo, quien es la persona que nuestros votantes piden para liderar ese proyecto.

En cuanto a la primera parte, no puedo estar más satisfecho al comprobar que lo que yo defendía en el pasado congreso es apoyado por el 92,8% de los votantes del PP. En concreto me refiero a la libre elección de lengua para educar a nuestros hijos, que tanto Estarás como Bauzá rechazaron. Ha quedado muy clarificado que nuestros posicionamientos son los queridos y defendidos por los votantes del PP balear.

En cuanto a las personas, nosotros no creemos que nadie deba de ser elegido a dedo. Yo no digo que tenga que ser yo sino que se escuchen a las bases. Por eso también he encargado la encuesta. Y resulta que dicen que el que tiene que ser elegido soy yo. Pero no sólo es eso. De ocho nombres propuestos, Bauzá ha quedado el sexto.

¿Por qué no convence la designación de Bauzá a los populares de Baleares?
Porque nunca ha opinado de nada. Es un buen alcalde pero no se ha posicionado en los temas espinosos en los que la gente pide un líder sin complejos que diga lo que entiende que el partido tiene que hacer y lo cumpla y que se defina en temas que preocupan mucho a los ciudadanos, como es el de la lengua. Yo lo he hecho, he mantenido siempre exactamente el mismo discurso. Este señor sin embargo se ha mostrado primero en contra y ahora está empezando a apoyarlo, talvez porque se lo hayan obligado o porque ha visto que ha ido bien en Galicia. Ha permanecido siempre en el aparato del partido sin opinar para así no quemarse. Y ahora, la gente quiere otro estilo de político, que defienda las ideas del PP con valentía, sin complejos y claridad y, sobre todo, que no cambie de opinión según las circunstancias.

¿Cuáles son las consecuencias de la designación de José Manuel Bauzá para presidir el PP balear?
El elegido de Rosa Estarás y recomendado por Génova ha sido posicionado por las bases en el sexto puesto de ocho. Así estamos avocados al fracaso electoral.

¿Ha sido la ambición personal la que le ha llevado a encargar este sondeo?
La encuesta ha sido solicitada por el PP de Calviá para hacer reflexionar al PP balear y al nacional sobre dos cuestiones fundamentales: ¿estamos yendo por el camino que nuestros votantes quieren? y, segundo, ¿estamos eligiendo a la persona que los votantes del PP van a votar?

Ha salido que no y que no. Yo simplemente he encargado esta encuesta y se la he enviado a ellos para decidles “leedla, estudiarla y recapacitar”. Este es mi mensaje.

Recientemente Bauzá abogó por la unidad de su partido en unas declaraciones que en respuesta a su actitud. ¿Pretende usted dividir el PP de las Islas Baleares?
Para ellos la unidad es que un partido de quince o veinte personas que estén de acuerdo en todo. Sin embargo, donde no existe unidad es la calle. En las pasadas elecciones europeas hemos perdido más de 9.000 votos. Hay una gran fractura con nuestros simpatizantes que no se sienten representados. No es cuestión de la palabrería interna de los que llevan años gobernando del partido. La unidad tiene que ser ideológica y se tiene que conseguir fuera. La unidad interior de diez o doce barones del partido siempre es ficticia si fuera hay una fractura. Ellos sólo piensan de puertas para dentro y no quieren que nadie diga que nos estamos apartando de las bases. Las bases no están unidas porque les estamos defraudando desde hace muchísimos años. Muchos no están yendo a votar o se decantan por Rosa Díez. Por eso estamos teniendo tan malos resultados.

¿Cuáles son las corrientes del dividido PP balear?
Más que división creo que lo que hay es desconcierto y tampoco me atrevería a hablar de corrientes. Hay una cúpula formada por aquellos que están intentando mantener el barco a flote como sea, en el que está Bauzá. Luego, un grupo activo ideológicamente que pretendemos abriles los ojos. Y, por último, un grupo muy amplio con un gran desasosiego que, incluso, se muestra escéptico con el partido.

En definitiva, en el PP balear hay una sola corriente ideológica que es la mía, un aparato que va la deriva y mucha gente muy desilusionada. No hay corrientes ideológicas porque el único que habla de ideología soy yo.

¿Hasta qué punto ha llegado la posición del PP con respecto a la lengua ha supuesto esta fractura del partido con sus bases?
Si el PP balear rechazó en su pasado congreso la defensa de la libertad de elección de los padres de la lengua para educar a sus hijos y esta encuesta refleja que el 92,8% de los militantes están a favor, el PP tiene un problema. Este asunto supone un gran problema para los baleares que no tienen dinero para pagar un colegio privado donde sus hijos podrán estudiar en castellano. Y esto lo ha permitido el Partido Popular. Es un tema muy sensible por el que miles de personas están muy enfadadas y por el que no han querido votar en las pasadas elecciones al PP.

¿Esto explica el aumento de UPyD en Baleares? ¿Se trata de un voto de castigo?
Sin ninguna duda. Los que hacemos política local estamos mucho en la calle y durante la campaña nos hemos quedado asombrados con la cantidad de personas que nos decía que no nos pensaban votar e iban a dar su voto a UPyD. Han sido miles las que votantes del PP que en Baleares se han decantado por el partido de Rosa Díez. Esto nos debe de hacer recapacitar y rectificar para que no vuelva a ocurrir en 2011.

¿Por qué Génova no secunda su candidatura? ¿Acaso al PP nacional no le interesa mantener su discurso ideológico en Baleares?
Yo creo puede ser culpa de todos. Mi discurso no ha llegado a Génova. Ha faltado comunicación y estoy convencido de que fue por un veto de la cúpula del PP de Baleares hacia mi persona. El PP nacional ha tenido siempre un único interlocutor que sólo ha ofrecido su versión. Cuando se celebró el congreso regional nadie se dirigió a mí y no pude presentar mi programa a nadie. Ya se encargó la cúpula del PP balear en decir que soy un radical. Seguramente yo también me equivoqué. Podría haber sido tal vez menos vehemente y contundente en las formas. Por eso ahora, deberíamos de hacer un esfuerzo de acercamiento y que se den cuenta de que mi discurso es el que está triunfado, es el que defiende el PP nacional y no el que salió del pasado congreso regional.

¿No se debe entonces a la creencia por parte de Génova de mantener un discurso algo más ambiguo en una comunidad bilingüe donde triunfan en ocasiones ideas distintas a las suyas?
Al principio podría pensar que sí pero a estas alturas creo no. Después de que el PP presentara en el Congreso de los diputados una proposición a favor de la libre elección de lengua, considero que Génova lo tiene muy claro y está actuando de una manera sensata y coherente con lo que se está acercando más a mi discurso que al de Rosa Estarás.

¿Qué intereses hay por parte de la cúpula del PP balear de no defender estos postulados?
Esta pregunta es muy complicada. Se mezcla un poco de todo. Hay personas que llevan muchos años en política que han mantenido esta normativa sobre la lengua. Entonces, a mucha gente se le exigiría ir en contra de sus propios actos. Por eso es necesaria una renovación del partido, para que a nadie se le obligase a ser incoherente. Es necesario cambiar la dirección del partido por personas nuevas que no tengan ningún tipo de servidumbre y tomen las posiciones que la sociedad les reclama.

¿Por qué Génova no ha exigido la celebración del congreso extraordinario que ustedes solicitan?
Yo entiendo que tengan miedo a que durante la celebración de un congreso extraordinario se abran ciertas heridas o se produzcan peleas pero tienen que entender que en este momento los principios ideológicos fijados en el anterior congreso no son los que ahora defiende el partido y la persona elegida está en Bruselas. A mí la forma no me importa mucho pero sí considero necesario que elija a la persona que nos lleve a un buen puerto y que se marque las líneas que vamos a seguir. Si no a de ser a través de un congreso extraordinario habrá que buscar alguna forma para hacerlo porque si no nuestros votantes no lo van a entender.

¿Se percibe en la calle falta de libertad en el seno del PP?
Sí. Nosotros somos partidarios de las primarias y de la libre participación de los afiliados. Nuestros militantes están desilusionados, en parte porque ven las mismas caras desde hace 20 años que hagan lo que hagan siempre estarán los mismos y acabarán imponiendo el catalán. Consideran que otra vez el PP les está fallando. Los afiliados están muy cansados del PP.

¿Cuál es el discurso que convence a los votantes del PP?
En una palabra, libertad.







El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es