19 de enero de 2020, 9:32:53
Cultura

nuevo libro de carlos fonseca


¿Qué habría ocurrido si Franco hubiera sido asesinado antes del golpe de Estado?


¿Qué hubiera pasado si dos militares hubieran tenido éxito en Ceuta en su plan de asesinar al general Francisco Franco?. Esta hipótesis es la que se plantea en la novela del periodista Carlos Fonseca (Madrid, 1959) basada en un hecho real ocurrido en la ciudad ceutí.


En una entrevista con EFE, el periodista Carlos Fonseca cuenta la trama de su novela "Tiempo de memoria", recientemente publicada, donde juega con la hipótesis de qué habría pasado si los soldados José Rico y Pedro Veintemillas hubiesen tenido éxito en su plan para asesinar en Ceuta al general Francisco Franco antes de que se produjera el golpe de Estado. Fonseca llega así a la ciudad en la que se teje una trama que podría haber cambiado el curso de la historia de España y que supone, según el autor "una deuda de memoria y dignidad con los que lucharon en el bando republicano".

La novela se centra en las investigaciones de un historiador, Ernesto, quien encuentra en el archivo del Tribunal Militar, una carta enviada en 1937, en la que un alto cargo comunica a los padres del cabo José Rico que su hijo ha sido fusilado. El documento despierta el interés del historiador que se va adentrando en la biografía de este joven destinado el año del levantamiento militar en el batallón de Cazadores del Serrallo. Es un arranque de valentía, compromiso con la República e inocencia, que comienza cuando José Rico, un soldado natural de Monleras (Salamanca) y de 21 años, se entera de que el jefe del Estado Mayor, Francisco Franco, va a recalar en Ceuta antes de iniciar su marcha hacia la península.

Entonces, propone a sus compañeros disparar contra él durante el encuentro que tiene previsto realizar con los soldados pero Franco nunca departirá con ellos, sin embargo, alguien delatará las intenciones de los insurrectos, según nos revela el autor del libro en la entrevista. Para ello, Carlos Fonseca se ha apoyado en el testimonio de tres hermanos del cabo Rico que todavía viven "uno en un pueblo de Salamanca, otro en Barcelona y otro en un pueblo de Zamora, de los siete hermanos que tenía una familia que pasó por auténticas penurias".

Antes de que Franco parta hacia la península, todos éstos son encarcelados y más tarde fusilados. Durante los días que permanece en prisión, José Rico escribe un diario y en él cuenta su desesperación, la angustia que siente por el dolor de su familia y el horror ante lo que está sucediendo. Ernesto lee este diario y con los apuntes biográficos de José Rico, decide seguirle el rastro hasta dar con Toño, hermano de Rico y único miembro de la familia que queda vivo. Toño es el último testigo que puede dar cuenta del sufrimiento que supuso la Guerra Civil y la posguerra para familias anónimas cuya historia, una vez fallecidos los protagonistas, apenas quedará en algunos documentos.

La documentación de Fonseca para esta obra viene de la lectura de la reseña del historiador ceutí Francisco Sánchez Montoya sobre el intento fallido de matar a Franco, de averiguaciones hechas en el pueblo del cabo Rico (Monleras, Salamanca) y del acta de consejo de guerra y sentencia contra José Rico, ya que su sumario se ha extraviado. Francisco Sánchez Montoya revela a EFE que el descubrimiento le supuso "cientos de horas de trabajo" y que es una "gran satisfacción" que su historia haya sido recogida en esta novela.

Carlos Fonseca está especializado en información sobre terrorismo, ha trabajado en los diarios 'Ya' y 'El Independiente', y hasta hace poco ha sido jefe de la sección de Actualidad de la revista 'Tiempo'. Entre sus libros destacan 'Garrote vil para dos inocentes' (1998), 'Trece rosas rojas' (2004), 'Negociar con ETA' (2006) y 'Rosario Dinamitera' (2007). La Asociación de Revistas de Información (ARI) le eligió 'Periodista del año' en diciembre de 2005.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es