12 de noviembre de 2019, 2:14:12
Opinion


La Factura de Garoña

Adolfo Amorós Valderas


El cierre de la central nuclear de Garoña esconde una factura de 400 millones de euros. ¿Sobre quien recae esta cantidad?, según el gobierno las empresas eléctricas deben asumir todos los gastos. Dadas las características de Garoña y a la tecnología del reactor no será difícil llegar a los 33.000 millones de antiguas pesetas.

En cuanto a las empresas propietarias su beneficio bruto de explotación caerá a razón de 43 millones anuales y el gobierno amenaza a la propiedad de revocar la prorroga si retrasa el proceso de clausura.

Se ha conocido que la apreciación de la energía nuclear entre los españoles ha subido del 33% al 44%, estando entre ellos Felipe González que lo ha manifestado públicamente.

El problema de fondo es la falta de una política energética para reducir nuestra dependencia de las importaciones y abaratar la generación eléctrica. ZP apuesta por la carísima alternativa eólica.

Los expertos dicen que técnicamente no es irreversible el cierre y no hay ningún impedimento para que el reactor de Garoña continué en funcionamiento mas allá de 2013, incluso después de apagado puede volverse a poner en marcha.

En el congreso se han oído voces sobre el cierre en el 2013 como “lamentable, una farsa y una gran decepción”.

Esta es la situación actual de la central nuclear de Garoña.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es