22 de septiembre de 2021, 21:54:26
Mundo

en la cumbre de El Águila


El G8 no logra un acuerdo sobre la reducción de gases de efecto invernadero


Aunque ha habido avances y los 17 países asistentes a la cumbre del G8 en El Águila se han comprometido a reducir de forma notable las emisiones de CO2 para 2050, el presidente norteamericano, Barack Obama, ha reconocido que persisten discrepancias, sobretodo entre los países ricos y los emergentes. Sin embargo, se ha mostrado optimista sobre un posible acuerdo en la cumbre del clima de Copenhague de diciembre, donde se elaborará un protocolo que sustituya al de Kyoto.


El presidente de EEUU, Barack Obama, admitió este jueves que persisten las diferencias entre las principales economías del mundo acerca de las medidas a aplicar contra el cambio climático, aunque se siguen produciendo avances. Además, instó a los llamados países emergentes a sumarse a la lucha contra el cambio climático.

Obama presidió en la cumbre del G8 una reunión del Foro de las Principales Economías, en la que los países desarrollados y los denominados emergentes acordaron reducir el calentamiento global medio dos grados centígrados, pero no fijaron porcentajes a recortar de emisiones de gases contaminantes. El G8 se había comprometido el miércoles a reducir sus emisiones en un 80 por ciento con respecto a los niveles de 1990 en adelante a partir de 2050.



En declaraciones a la prensa tras la reunión, acompañado de los primeros ministros de Italia, Silvio Berlusconi, y Australia, Kevin Ruud, Obama reconoció que "no es fácil superar las diferencias sobre cambio climático".

Aún lo es más, indicó, en tiempos de crisis económica global, cuando se puede pensar que las medidas para atajar el cambio climático perjudicarán las posibilidades de recuperación.

Sin embargo, aseguró que todos los países deben participar en la solución de un problema que se hace cada vez más urgente: "los hielos se están derritiendo, la lluvia se vuelve cada vez más ácida", dijo Obama, que insistió en que "ningún país puede lograrlo solo".

El presidente estadounidense tuvo palabras de elogio para el presidente mexicano, Felipe Calderón, al afirmar que había presentado propuestas "imaginativas" para la financiación de tecnologías limpias y adaptación al cambio climático de los países en desarrollo.

No obstante, subrayó que las 17 principales economías del mundo se han comprometido a redoblar sus esfuerzos para llegar a un acuerdo sobre el recorte de emisiones en la cumbre del clima de Copenhague del próximo mes de diciembre.

Los países emergentes, dijo, quieren asegurarse de que en la lucha contra el cambio climático "no sacrifican sus aspiraciones de desarrollo" y los países desarrollados, por su parte, "deben responsabilizarse de la contaminación que generan y dar ejemplo".

La declaración aprobada hoy, señala que los 17 miembros del Foro "colaborarán para lograr un resultado notable" de cara a la reunión de Copenhague, cuando los países deben pactar un acuerdo que sustituya al protocolo de Kyoto.

Los 17 se comprometen a trabajar "para identificar un objetivo global y reducir sustancialmente las emisiones para 2050". Y subrayan que el recorte debe comenzar lo antes posible pero que "tardará más en los países subdesarrollados, puesto que la erradicación de la pobreza es su primera y principal prioridad".

Sí aceptan, como ya había hecho el G8 ayer, que "el aumento de la temperatura global media no debe exceder los dos grados centígrados".

Los países se comprometen también a ayudar a los países en desarrollo a adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y establecerán una alianza global para la promoción de tecnologías limpias.

En declaraciones a la prensa, el negociador sobre cambio climático del equipo estadounidense, Todd Stern, destacó los avances logrados, e indicó que se trata de la primera ocasión en que los países en desarrollo se comprometen a adoptar medidas significativas a medio plazo.

Previamente, el presidente estadounidense había afirmado, tras una reunión con su colega brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que aún queda tiempo para lograr un consenso antes de la reunión clave de Copenhague.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es