20 de septiembre de 2021, 9:16:06
Comunicación

entrevista


"Lo que más me apetecía era un magacín de tarde, y ha llegado..."


Son muchos años los que lleva Mónica Martínez en el mundo de la televisión. Tras un fugaz paso por el mundo de la moda, la joven periodista decidió dar el salto a la pequeña pantalla en 1991 con La quinta Marcha. Ha tocado casi todos los palos en los casi veinte años que lleva en la profesión, desde programas de entretenimiento hasta deportivos, pero desde hace pocos días conduce un formato desconocido para ella, pero con el que soñaba desde hacía años: un magacín de tarde. Mónica ha sido la elegida para sustituir a Cristina Lasvignes durante sus vacaciones de recién casada.


- Mónica, este verano te quedas sin vacaciones...

- (Sonríe) No está tan mal porque sólo es el mes de julio. Estoy intentando planear muchísimas cosas para el mes de agosto. Cuando te gusta tu trabajo te tomas de otra manera eso de quedarte sin vacaciones.

- ¿Cómo te han recibido en Tal cual?

- La verdad es que el recibimiento ha sido muy bueno. Ellos llevan una temporada rodando juntos, pero creo que eso es una ventaja para mi porque todos saben lo que tienen que hacer. Me han acogido muy bien y me siento súper a gusto.

- ¿Sustituir a Cristina Lasvignes es una gran responsabilidad?

- Como a todos. Sé que estoy haciendo una sustitución pero como han cambiado la cabecera, ahora es "Tal cual verano", me he mentalizado que es otro programa distinto. Y no he querido fijarme en cómo lo hacía la anterior presentadora.

- ¿Cómo te enteras que eras tú la que conducirías el espacio en verano?

- El día exacto no lo recuerdo pero me llamó mi representante y me dijo que si quería hacerlo. Me quedé alucinada porque no tuve que hacer ninguna prueba, ningún casting, y dije que sí sin dudarlo (ríe).

- Has conducido muchísimos programa pero ningún magacín de tarde...

- Exacto. Hasta el momento, nunca había hecho esto. Me siento bien, y más en algunas secciones que me encantan como en la de investigación o la de actualidad. El tema de corazón lo llevé en un primer momento algo peor (sonríe). Pero estoy muy contenta porque siempre quise hacer un magacín de tarde.

- Se te ve muy cómoda en un formato como el magacín.

- A mi también me ha sorprendido porque estoy muy cómoda. El primer día estaba nerviosa pero no eran los nervios de hace años en los que todo te falla (sonríe). Estoy muy a gusto, tanto con el equipo como en el programa en sí. Sólo intento ser yo, estar tranquila y contar las cosas...

- Las críticas a tu trabajo están siendo muy buenas. ¿Qué va a pasar después de este mes de julio?

- (Sonríe) Pasará lo normal, volverá Cristina a su programa y yo espero otro programa en la cadena. Espero que haya otra cosa porque le he puesto muchas fuerzas a este programa.

- Mónica, ¿Tal cual podría ser el programa que por fin te hiciese despegar en la televisión?

- Espero que sí. Así lo estoy notando entre la gente. Siempre he dicho que lo que más me apetecía hacer era un magacín de tarde y ahora ha llegado... Supongo que las ganas que tenía de hacer un programa así se están notando. Estoy muy a gusto. Muy contenta.

- Ya va siendo hora porque parece que siempre piensan en ti para sustituir a otra persona. ¿Eso cómo te sienta?

- Por un lado te da rabia porque si piensan que vales para hacerlo... ¿por qué no piensan que puedas hacerlo desde el principio? Pero también entiendo, y no es el caso de "Tal cual", que se mueven por un nombre con gancho. Eso da mucha rabia pero yo soy corredora de fondo (ríe), voy poquito a poco y tengo mis objetivos. Intento siempre elegir cosas que me hagan crecer, aunque sean sustituciones.

- ¿Tu momento está por llegar?

- Creo que sí (sonríe). Sigo aprendiendo cada día. Hay que seguir en lo que tú quieres hacer y como lo quieres hacer. Algún día llegará la oportunidad, la meta (ríe).

- Hasta hace poco has estado sustituyendo a Irma Soriano en un programa para la autonómica de Murcia. Parece que ella, tras el nacimiento de su niña, no va a volver allí. ¿Retomarás ese trabajo tras el verano?

- No lo sé. No es mi idea, en un primer momento.

- En Tal cual te vemos con un cambio de imagen, Mónica. Acostumbrados a verte rubia ahora has tomado un look más serio al oscurecerte el pelo.

- Sinceramente, este es mi color de pelo y ya estaba cansada de llevar las mechas (ríe). Se dice que el tono oscuro te da más credibilidad, aunque creo que eso es una tontería (ríe).

- ¿El verano cómo se plantea?


- He dejado muchas cosas para hacer. Pero sobre todo disfrutar con mi niño que ya reclama atención porque nota que su mami está fuera (sonríe).

- En época de vacaciones, ¿cómo lleva él tu ausencia?

- Mal. Él lo nota porque estoy llegando tarde y puedo estar muy poquito rato con él. Pero también se aprovecha porque así se va una hora más tarde a la cama (ríe). Intento darle muchísimo cariño aunque esté menos tiempo junto a él.

- Tiene cuatro años, Mónica. Ya te reconocerá en pantalla...

- Sí pero no le gusta nada. Se va cuando me ve aparecer.

- ¿Por qué?

- (Ríe) Yo creo que él identifica que si estoy en pantalla, no estoy con él. Le da rabia. Es algo que ha hecho desde pequeño. Nunca se ha quedado mirando. Intuyo que le pasa eso...

- Y de carácter, ¿le ves con maneras como para seguir tus pasos en el mundo de la comunicación?

- De momento no apunta maneras (ríe). Lo que sí le veo es que le encanta el deporte. Desde muy pequeñito ha estado con raquetas, balones,... Eso le viene muy bien (sonríe).

- Te irás con él a descansar...

- Sí, sí. Eso es lo principal. Ha sido un año duro porque al hacer dos programas en Murcia han sido muchos viajes, mucho trabajo, y esto de tener el mes de agosto libre me viene fenomenal.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es