15 de noviembre de 2019, 19:09:49
Opinion


Garoña y el CSN

Adolfo Amorós Valderas


El máximo organismo de energía nuclear de España ha dado el visto bueno a la prorroga de diez años, allanando el camino a todo el parque nuclear español.

En los últimos 12 años, la central se ha sometido de manera voluntaria a cinco exámenes independientes del Organismo Internacional de la Energía Atómica y en todos ha salido reforzada.

Las energías renovables están lejos de ser una solución por sus condiciones climáticas y por no poder sostener la demanda de una ciudad o planta industrial, es poco serio sugerir que la solución a Kyoto son las bombillas de bajo consumo.

La presidenta del CSN ha recordado que en USA se ha prorrogado la vida a 20 centrales nucleares similares a Garoña. Si se cierra Garoña se podría provocar una subida de la tarifa eléctrica de hasta un 10% y se ocasionaría la emisión de 25 millones de toneladas extras de CO2 hasta el año 2019.

Nuestra dependencia energética y los compromisos de cumplir Kyoto nos hacen considerar prorrogar su vida y se abra como en el resto UE (ya iniciado) el debate nuclear a que tanto miedo tiene ZP pues la opinión pública ha cambiado y también en su propio partido y se inclinan por la energía “limpia, segura y económica” o sea la nuclear.



El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es