27 de noviembre de 2021, 21:55:01
Sociedad

La crisis ha hecho proliferar las ilegalidades


Los buscavidas de verano hacen su "agosto" mientras otros descansan


Mientras la mayoría descansa y disfruta de las merecidas vacaciones, otros, durante el verano, intentan "hacer el agosto". Animadores y monitores, feriantes, socorristas y las orquestas veraniegas son algunos ejemplos de estos "buscavidas estivales". Sin embargo, algo ha cambiado este verano. La falta de dinero y las ansias por ahorrar en estos momentos de crisis han hecho proliferar las ilegalidades. Por Miriam Carmona


Para que unos descansen, a otros les toca trabajar en verano. Entre ellos se encuentran los que viven del turismo de forma legal y quienes hacen su "agosto" ilegalmente. La crisis tiene mucho que ver con la proliferación de las irregularidades, la piratería y la picaresca.

Los ayuntamientos, los hoteles y las urbanizaciones, entre otros, han reducido sus presupuestos debido a las dificultades económicas. El problema es que en muchos casos están prescindiendo de la seguridad.

Socorrista trabajando en la playa.
La “piratería” se abre paso entre los socorristas
Manuel López, gerente de Ocean Socorrismo (empresa dedicada a la formación y gestión de socorristas que opera en la zona de Benidorm) ha denunciado a EL IMPARCIAL la precaria situación en la que se encuentra el socorrismo en la actualidad.

"El trabajo de socorrista es complicado y creo que no tiene más ventaja que la vocacional. El socorrismo en España está bastante mal. Está mal pagado, está mal regulado, no tiene una titulación oficial y tú puedes ser socorrista con un curso de un año de más de mil horas, con una preparación muy exhaustiva pero, también puedes serlo en un fin de semana. Como no hay regulación, basta con tener un certificado de una institución oficial, de estas hay muchísimas y cualquiera puede acceder a una para que le den un certificado y los sueldos son bajísimos, cuando en realidad es un trabajo de una gran responsabilidad".

Este año, Ocean Socorrismo no trabajará para dos parques acuáticos en los que operaba desde su apertura. El motivo no es otro que el ahorro por parte de los gerentes de las instalaciones, ya que al parecer han encontrado personal a la mitad de precio. "El problema –comenta Manuel López- es que este verano lo único que importa es ahorrar costes. Muchos clientes que apostaban antes por la seguridad, ahora sólo quieren un monigote sentado en el puesto de socorrista para no ser multados en caso de inspecciones".

La crisis también está afectando al sector de los salvavidas. Según comenta López el trabajo siempre se ha caracterizado por tener un personal muy joven. Sin embargo, desde los últimos dos años se observa un incremento en la edad de los aspirantes a ejercer. "Hemos notado la incidencia de la crisis en el registro dentro de nuestro departamento de Recursos Humanos de montones de demandas de empleo de gente de entre 40 y 50 años. Son personas que ejercieron cuando eran más jóvenes, hoy han perdido su trabajo y se ven obligados a dar un paso atrás para tener un sueldo y un trabajo".

Los ayuntamientos reducen presupuesto y prescinden de las orquestas
Si hay algo característico del verano son los pueblos, las fiestas, las orquestas y "Paquito el Chocolatero", pero la crisis y la falta de presupuesto en los ayuntamientos están poniendo en peligro estas tradiciones.

Los consistorios, ahogados por las dificultades económicas, están rebajando el presupuesto en sus fiestas populares. Clodoaldo Peña de Espectáculos Clodoaldo ha comentado a EL IMPARCIAL que este verano está siendo muy malo en cuanto a contrataciones de grupos musicales. "En general este año está siendo más flojo, los ayuntamientos están gastando bastante menos o están contratando a menor nivel".

Un grupo de niños asiste a un campamento. EFE
Los jóvenes con espíritu "Peter Pan" hacen su "agosto" como monitores
Los estudiantes que pasan el año dedicados a las clases y a la formación académica tienen en la época estival una baza para sacarse un dinero. El verano es para ellos la época ideal para hacerse con unos ingresos extra que les permite en muchas ocasiones, pasar el curso siguiente con soltura.

Verónica Cottinelli aprovecha los meses de verano para ejercer de monitora de tiempo libre en Abancay. "En mi opinión, los trabajos de verano son la salvación de los estudiantes, ya que si te organizas bien te pueden solucionar parte del año o también puedes organizar unas vacaciones en condiciones", ha afirmado Verónica.

En comparación con otros trabajos de verano, comenta Verónica, el de monitora tiene "la ventaja de que todas las actividades suelen desarrollarse al aire libre. Al ser un trabajo de animación, un objetivo primordial es el de hacer que los demás se lo pasen bien, por lo que nunca se convierte en un trabajo aburrido. Además, es realmente gratificante saber que estás enseñando determinados valores que hacen que la moral de las personas se desarrolle, sobre todo la de los niños".

El trabajo de animación combina la responsabilidad con la diversión. A juicio de Verónica "es uno de los pocos trabajos en los que, aunque debes ser extremadamente responsable, también es necesario tener un poco de "personalidad de Peter Pan".

Las playas, fuente inagotable de “empleos veraniegos”
En verano costa en sinónimo de trabajo. De hecho, los contratos estivales han sido en buena parte culpables de la caída del paro este julio por tercer mes consecutivo. Al observar los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social, se confirma que son los trabajos relacionados con la temporada de verano -hostelería y servicios sanitarios- los que más aportan a esta mejoría.

Por otro lado, también con el calor surgen empleos que no aparecen en las listas de la Seguridad Social. Se trata de toda aquella clase de puestos menores, pero que salvan más de una economía familiar, que ofrecen las playas de nuestro país.

Desde hace un par de años, las zonas de costa están plagadas de vendedores ambulantes y "masajistas" con muy poca profesión a sus espaldas. Estos nuevos inquilinos de la arena son, en muchas ocasiones, un estorbo para los bañistas, mientras que otros usuarios caen en sus redes de engaño y sufren robos o algún que otro dolor de espalda. La falta de dinero agudiza el ingenio.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es