7 de diciembre de 2019, 1:08:02
Nacional

un sargento y un soldado heridos


Inquietud ante el goteo de ataques a las tropas


Un cabo primero de la Armada española ha resultado herido leve en Afganistán durante un ataque a las fuerzas de seguridad afganas que se encuentran bajo la protección de una sección de las tropas españolas.


El ministerio de Defensa ha informado esta noche a través de un comunicado de que un cabo primero de la Armada española ha resultado herido leve en Afganistán durante un ataque a las fuerzas de seguridad afganas. No es el primero que se produce esta semana. El miércoles pasado, un sargento de una de las compañías del Grupo Táctico de Apoyo a las Elecciones del contingente español resultó herido en Badghis al ser alcanzado por el rebote de un proyectil lanzado por fuerzas insurgentes. Un día después, las tropas españolas repelen, durante más de seis horas, un ataque insurgente en Sabzak, en el que murieron trece insurgentes.

El ataque de este sábado ha ocurrido en las proximidades de Sangha Tesh, al norte de Qala i Naw, cuando el cabo participaba en labores de escolta de las fuerzas de seguridad afganas que se encuentran bajo la protección de una sección del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT). El cabo, cuyas siglas son F.T.A., sufre una herida de bala en un gemelo que fue valorada por el equipo de estabilización como leve y fue evacuado a la base de Qala i Naw, desde donde está previsto que sea trasladado en helicóptero hasta el hospital ROLE 2 de Herat. El herido, un cabo primero de la Infantería de Marina, ha informado por teléfono a su familia de lo sucedido.

Este es el segundo militar español herido en Afganistán esta semana, después de que el pasado miércoles un sargento del Ejército de Tierra recibiera el impacto de un proyectil en la pierna. La escalada de ataques ha sembrado la incertidumbre entre las fuerzas políticas. Mientras que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no descartaba este sábado la probabilidad de enviar 200 soldados más para "reforzar la seguridad" en este país, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha exigido a Zapatero que explique la "naturaleza de la misión", ya que, según Rajoy, ve en este asunto al presidente "huidizo, esquivo y disimulando".


Según ha podido saber este periódico, tanto el PP como militares consultados afirman que la situación en Afganistán es mucho más grave de lo que nos cuentan. El vicepresidente de la Comisión de Defensa en el Congreso, Arsenio Fernández de Mesa, ha asegurado a EL IMPARCIAL que con respecto a este asunto el Gobierno ha pecado de “falta de transparencia al informarnos a toro pasado o cuando la noticia salta de forma inevitable a los medios de comunicación”.

Las dudas sobre la necesidad de enviar más tropas y el por qué de la escalada de violencia, ha llevado a Rajoy ha recordar estos días que Zapatero dijo que la misión "iba a ser de paz", por lo que el PP quiere que el presidente dé explicaciones en el Congreso de los Diputados, "que explique "con claridad" la seguridad de las tropas y el coste de la misión". Según Rajoy, debe contar "qué pasa" allí, con qué problemas cuentan las tropas y "qué puede ocurrir a los soldados", porque Zapatero "no puede seguir escondiéndose" y debe recabar, en este asunto, el apoyo de las Cortes Generales.

Pero no sólo las tropas españolas son objetivo de los ataques. Este sábado, cinco soldados alemanes resultaron heridos en un atentado suicida al explotar un automóvil a las afueras de la localidad septentrional afgana de Kunduz. Británicos, franceses o estadounidenses completan la lista.

En el ámbito internacional, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha manifestado su postura a favor de "revisión" de la actual estrategia de la OTAN en Afganistán, así como su preocupación por "la afganización en Afganistán y por que los afganos puedan controlar su seguridad y su destino lo antes y lo más rápido posible". Por otra parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, ha reiterado en un discurso su compromiso con la misión militar en Afganistán y ha subrayado que el Reino Unido no puede dejar el país asiático porque comprometería la seguridad nacional. "Cada vez que me pregunto si estamos haciendo lo correcto estando en Afganistán y si podemos justificar el envío de nuestros hombres y mujeres para luchar en esta causa, mi respuesta ha sido siempre sí", indicó el líder laborista.












El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es