26 de noviembre de 2020, 5:02:21
Deportes

supercopa de españa de balonmano


El FC Barcelona Borges estrena la temporada demoliendo al Ciudad Real


El FC Barcelona Borges conquistó este domingo su decimocuarta Supercopa de España, torneo que abre la temporada del balonmano en España, al derrotar sin contemplaciones por 33-26 a un desconocido BM Ciudad Real, que pagó caro su mal inicio de encuentro.


No habían pasado apenas diez minutos y el conjunto azulgrana mandaba por un claro 9-2 en el electrónico del pabellón de Guadalajara, una ventaja su supo administrar e incluso aumentar durante tramos del encuentro ante un desdibujado rival, sin soluciones ante la defensa de los de Xavi Pascual y la labor de Daniel Saric.

Esto fue un lastra para los de Talant Dujshebaev, que además no estuvieron a su mejor nivel, sobre todo en defensa, encajando 20 goles en la primera mitad, y no sabiendo aprovechar las escasas oportunidades que tuvo para meterse en el encuentro.

El Barça salió lanzado, con una marcha más. Antes de los cinco minutos, dominaba 5-0 y el Ciudad Real no encontraba la vía para encontrar resquicios en la defensa 'culé', bien sujetada por Daniel Saric.

En cambio, los azulgranas apenas fallaban sus ataques y la distancia en el marcador iba aumentando paulatinamente. El campeón de Europa amagó con una pequeña reacción (14-9), pero fue un espejismo porque su rival volvió a apretar y llegó al descanso con un claro 20-12.

Sin reacción del Ciudad Real
Los de Talant Dujshebaev no reaccionaron en el segundo tiempo y demostraron que en ataque no era su día, pese a una mejoría defensiva. Entrerríos, Jerome Fernández y Metlicic no hicieron ni un gol y sólo Jonas Kallman mantuvo el nivel (7). Sin embargo, y merced a dos exclusiones en las filas del Barcelona, pudo haberse metido en el encuentro.

Así, el Ciudad Real se situó 21-16 y posesión para meter algo de tensión al choque, pero también fue incapaz de sacar beneficio a esta situación y el campeón de la Copa del Rey se volvió a marchar en el marcador.

Dujshebaev trató de buscar el último aliento con una defensa 5-1, algo que tampoco funcionó dejando en nada los minutos decisivos, marcados por el 'pique' entre Iker Romero y Luc Abalo, que acabó con los en el banquillo. Para acabar su nefasto día, el conjunto manchego vio como su ex Siarhei Rutenka, millonario fichaje azulgrana y autor de siete goles, era nombrado 'MVP' de la final.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es