17 de octubre de 2019, 7:15:32
Madrid

Rubalcaba reforzará las medidas policiales para que "no se vuelva a repetir"


El PP pide al Gobierno que "ponga coto a la permisividad" tras lo de Pozuelo


El PP madrileño ha acusado al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni la delegada del Gobierno, Amparo Valcarce, de no haber estado "a la altura de las circunstancias" tras los actos vandálicos ocurridos en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Rubalcaba ya ha anunciado que se reforzarán las medidas policiales para que estos hechos "no se vuelvan a repetir", mientras que el PP de Madrid insiste en que falta poner coto a la "permisividad", acabar con la "sensación de impunidad" y llevar a cabo una "mejor planificación".


El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, David Pérez, ha señalado al Ministerio del Interior y a la Delegación de Gobierno como los responsables de poner en marcha todas las medidas necesarias para evitar nuevos altercados como los sucedidos este fin de semana en las fiestas patronales de Pozuelo, al tiempo que afirmó que son las familias las que "tienen que responder de lo que hacen sus hijos".

Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado "convencido de que la Justicia va a castigar a quien ha cometido actos de vandalismo" y que "lógicamente va a procurar que la responsabilidad civil se pague". Rubalcaba opinó que lo ocurrido fue un acto de "puro vandalismo".

El ministro reconoció que, tal y como señalan las autoridades de Madrid y de Pozuelo, "es cierto que es un hecho excepcional, excepcional en la medida en que todos los fines de semana hay fiestas en muchos sitios de España y no se producen estos actos de vandalismo". No obstante, avanzó que el Ministerio del Interior va a "reforzar las medidas policiales para que, lo que ha sido excepcional, siga siendo excepcional, y por lo tanto para que no se vuelva a repetir".

"Sensación de impunidad"
En la rueda de prensa posterior a la primera Junta de Portavoces tras el verano, David Pérez, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, insistió en varias ocasiones en poner coto a la "permisividad", relacionada en muchas situaciones con actos protagonizados por menores, en acabar con la "sensación de impunidad", "endurecer el sistema" y frenar la "demagogia".

Para David Pérez, ni el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, "han estado a la altura de las circunstancias" tras los hechos acaecidos en Pozuelo, por lo que reclamó medidas para que episodios como estos no se vuelvan a producir. Por ello pidió "una mejor planificación y una respuesta de las administraciones con competencia en esta materia", esto es, Interior y Delegación de Gobierno. En este punto reclamó que los policías nacionales sean dotados con los medios suficientes para garantizar la seguridad ciudadana y que este dinero de los presupuestos no acabe destinado por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez a "cartelones propagandísticos".

La portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, destacó que su formación "no contribuirá a la criminalización de los jóvenes ni al uso partidario" de los hechos acontecidos en este caso en un municipio gobernado por el PP. Su apuesta pasa por evitarlos a través de "medidas y espacios para la participación de los jóvenes". Menéndez subrayó la necesidad de que toda la sociedad se haga responsable de lo sucedido y "sin criminalizar al conjunto de jóvenes, a los padres o a las administraciones" aunque en este punto reprochó las declaraciones del alcalde de Pozuelo, Gonzalo Aguado, que dijo que la mayoría de los acusados no son de Pozuelo. También hizo un llamamiento a la serenidad y la cordura para no hacer de este asunto un dibujo de "un panorama no generalizado".





El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es