12 de mayo de 2021, 6:13:50
Opinión


Afganistán requiere un mayor esfuerzo



Las declaraciones del general del Ejército de Tierra estadounidense y comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), Stanley McChrystal, alertando sobre la imperiosa necesidad de enviar más tropas a territorio afgano son altamente preocupantes. El pronóstico que hace el militar estadounidense, coincidente con el de otros muchos analistas bélicos, no puede ser menos halagüeño: o se refuerza con urgencia el contingente internacional destacado en Afganistán, o hay un serio riesgo de que los talibanes tomen el control del país.

Pese a que haya quien no quiera verlo, los resultados distan mucho de ser buenos. Las tropas internacionales allí destinadas hacen lo que pueden, pero es insuficiente. No se puede ganar una guerra únicamente con la dedicación de los soldados, por importante que ésta sea. El en caso de la ISAF, sus efectivos sufren ataques a diario, y la dictadura de lo políticamente correcto les obliga a permanecer poco menos que impasibles mientras los talibanes hace lo posible por aniquilarlos.

En Afganistán hay una guerra (aunque Carmen Chacón no se haya dado por enterada). Y las guerras se ganan poniendo frente al enemigo mejor estrategia, más recursos y más efectivos. Pero, sobre todo, teniendo la voluntad de utilizarlos, una determinación que falta en demasiados países europeos. En todo caso, lo cierto es que, a día de hoy, ninguna de estas premisas se cumple. Además, el protagonismo de Estados Unidos tiene que ser más compartido, como reclama el propio Obama. La comunidad internacional debe involucrarse mucho más de lo que hasta ahora lo ha hecho, so pena de ir cediendo cada vez más terreno a un enemigo mucho más peligroso de lo que algunos creen. Porque la derrota en Afganistán sería la victoria del terrorismo internacional. Y su objetivo somos todos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es