15 de diciembre de 2019, 18:05:18
Sociedad

205 litros por metro cuadrado en Cárcer


Inundaciones y carreteras cortadas por la lluvia en Valencia


La Generalitat, a través de la Conselleria de Gobernación, mantiene la Preemergencia por lluvias intensas en los tres litorales de las tres provincias de la Comunitat, interior sur de Valencia e interior de Alicante, debido a que se esperan chubascos moderados y persistentes que localmente pueden ser fuertes y acompañados de tormenta.


Las lluvias caídas en las últimas 24 horas en la Comunitat Valenciana, donde se ha registrado una acumulación máxima de 205 litros por metro cuadrado en Cárcer (Valencia), han provocado inundaciones y han obligado a suspender las clases en 36 centros escolares y en la Universidad de Alicante.

El río Júcar se ha desbordado a su paso por Alberic (Valencia) y, aunque ha inundado algunos campos, no ha afectado al casco urbano pero la Policía Local se mantiene en alerta para actuar si fuera necesario en la zona.

Los bomberos, que están realizando numerosas actuaciones en las últimas horas, han tenido que rescatar a nueve inmigrantes que se encontraban aislados a causa del temporal en una casa de campo en el término de Alzira. Según han indicado fuentes del Consorcio de Bomberos, la casa está situada en la partida Materna del municipio, una zona próxima al barranco de la Casella, que se ha desbordado por las lluvias.

Una familia ha sido desalojada de su vivienda en el barrio de Corea del municipio de Gandia al quedar parcialmente inundado el inmueble por las fuertes lluvias caídas en las últimas horas, con puntas de más de 170 litros por metro cuadrado, que han provocado también la entrada de agua en bajos. Según la Agencia Estatal de Meteorología, las lluvias han dejado 205 litros por metro cuadrado en Cárcer, 200 en Estubeny y 180 en Alzira, en la provincia de Valencia, así como 182 litros en L'Atzúvia, en Alicante.

Las fuertes lluvias han obligado a suspender las clases en 36 centros de quince municipios de la Comunitat Valenciana debido a inundaciones en partes de las instalaciones, dificultades de acceso a los centros o cortes en el suministro eléctrico, ha informado la Conselleria de Educación. Asimismo, la Universidad de Alicante ha anunciado que suspende este martes la actividad docente como medida de prevención.

En Castellón se han inundado distintas zonas de la ciudad deportiva del Villarreal, ya que se han visto afectados tanto los terrenos de juego como algunas dependencias de los edificios de la instalación. El tráfico ferroviario de la línea C-1 de Cercanías entre Silla y Gandia se ha suspendido durante 45 minutos por una falta de tensión en el trayecto Silla-Cullera.

El embalse de Bellús ha alcanzado una caudal punta de entrada de 570 metros cúbicos por segundo debido a las intensas lluvias registradas desde el pasado domingo, ha informado la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). La organización agraria AVA asegura que las lluvias han provocado "serios daños" en hasta 50.000 hectáreas de cítricos y caquis, la mayoría de los cuales permanece anegado.

La Generalitat mantiene la preemergencia por lluvias en el litoral de la comunidad, el interior sur de Valencia y el interior de Alicante, y la predicción indica que la inestabilidad persistirá todo el día de hoy, disminuirá de forma progresiva a lo largo de mañana y finalizará el próximo jueves.

Carreteras cortadas
La autopista AP-7 en Pilar de la Horadada (Alicante) y la N-225 de acceso al Puerto de Castellón han sido cortadas al tráfico por desprendimientos debido a las lluvias de las últimas horas, mientras que otras diecisiete carreteras secundarias de la Comunitat están cortadas por inundación.

Según el informe de incidencias hasta las 14:00 horas remitido por la Consellería de Gobernación, la AP-7 está cortada en Pilar de la Horadada (Alicante) a lo largo de tres kilómetros -del 616 al 619- en sentido a Valencia, así como la N-225 de acceso al Puerto de Castellón en el túnel y la zona inferior.

El resto de vías secundarias afectadas por las lluvias se encuentran cortadas por inundaciones y en otras diecisiete carreteras se recomienda circular por precaución tanto por peligro de inundación como por posibilidad de que se produzcan desprendimientos.

En la provincia de Valencia, el grueso de carreteras cortadas por inundaciones se encuentran en la comarca de la Ribera Alta, donde en estos momentos no se puede circular por la CV-505 que une Alzira y Sueca, la CV-506, la CV-507 de acceso a Benicull y la CV-508 de Corberá a Polinyá del Xúquer. Igualmente, permanecen cerradas al tráfico en su paso inferior de acceso a la A-7 la CV-520 de Sollana a Catadau y la CV-525 de Algemesí a Alginet, así como el acceso a Cogullada desde Alberic (CV-543).

En la Ribera Alta también permanecen cortadas por inundaciones, según las mismas fuentes, la CV-566 en Llosa de Ranes, la CV-570 en Carcaixent, el enlace entre la CV-575 y la CV-600 (CV-574) y el acceso oeste a Canals (CV-598).

En la provincia de Valencia, también se han visto afectadas por las lluvias las carreteras CV-605 entre Cullera y Gandía y la CV-670 entre el Grau de Gandía y Oliva, ambas en la comarca de La Safor y que se encuentran cortadas por inundaciones. También están cerradas al tráfico por el mismo motivo las carreteras de la provincia de Castellón CV-20 entre Vila-real y Puebla de Arenoso, la CV-144 (Castellón-Benicassim), CV-148 (Cabanes-Oropesa) y CV-189 (Castellón de la Plana-Ribesalbes).
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es