15 de junio de 2021, 9:17:59
Sociedad

Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid


Arturo Canalda: "Los padres no somos colegas de nuestros hijos, ni amigos"


Nacido el 18 de abril de 1966, Arturo Canalda fue elegido Defensor del Menor por el Pleno de la Asamblea de Madrid el 8 de noviembre de 2006. Licenciado en Derecho, se ha mostrado contrario a la rebaja de la edad penal. En una entrevista concedida a EL IMPARCIAL, Canalda ha manifestado que los padres juegan un papel decisivo y que son ellos quienes deben educar a sus hijos en el respeto. No obstante, cree necesario un ejercicio de reflexión de los medios de comunicación y los poderes públicos para no generar alarma social.


Las cifras de menores que agreden a sus padres son alarmantes. ¿Los progenitores han dejado de ser un referente? ¿Cree que los hijos les han perdido el respeto?
Es un problema y lo que hay que analizar seriamente son las causas de ese problema. Evidentemente, entre esas causas están unos déficits y unas carencias educativas importantes, entre ellas, una falta de límites y de respeto. En definitiva, se pagan las consecuencias de un modelo de sociedad que, probablemente, no sea el mejor para nuestros hijos. Pero no todos los casos de agresiones obedecen a eso. Hay muchos que se deben a causas patológicas de otro tipo. Aunque sí es cierto que tenemos un problema educativo que tenemos que abordar y que tenemos que volver a replantearnos esa tan discutida y cuestionada educación en valores. La educación en valores es muy importante, educar el esfuerzo, en el respeto al profesor, a los padres… Y también hay algo muy importante: los padres no somos colegas de nuestros hijos, ni amigos; somos padres, lo cual es muchísimo más importante y más relevante y, evidentemente, hay que educar con todo el cariño del mundo a los hijos.

Sucesos como los de las fiestas de Pozuelo han reabierto el debate de las sanciones. ¿Considera que entre los jóvenes impera una sensación de impunidad?
La actuación de los padres de estos chicos pone de manifiesto eso. Cuando un juez plantea unas medidas cautelares, que ni siquiera son las definitivas porque no se ha juzgado a los chicos, y los propios padres recurren esas medidas, mal ejemplo les están dando. Volvemos a esa sensación de niños sin límites, de niños que no son responsables porque siempre tienen un adulto detrás que justifica su actuación. Lo que hay detrás, probablemente, es una gran carencia educativa ocasionada por unos padres que tienen poco tiempo para educar a sus hijos, o no se lo plantean, y por un sistema educativo, la Logse, que lleva mucho tiempo primando determinados criterios a la hora de educar a los chavales.

Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, en un momento de la entrevista. Manuel Engo



¿Debería, por tanto, exigirse más responsabilidad a los padres de los menores?
Por supuesto. Es algo que, además, hemos dicho hasta la saciedad. Los padres de estos chicos tienen una importantísima responsabilidad en lo que han hecho sus hijos y la tendrán desde el punto de vista legal porque, al final, el montante económico de los destrozos lo van a tener que cubrir ellos. Luego está la responsabilidad moral: ¿cómo estás educando a tus hijos para que, supuestamente, unos chicos que viven en un entorno socialmente muy favorecido, sin problemas relevantes, sean capaces de cometer este tipo de hechos? Algo están haciendo muy mal esos padres y es ahí donde tenemos que trabajar. No solamente en el reproche penal, que en su día tendrán que pagar, sino en el social, diciéndoles que no sobreprotejan a sus hijos porque no les están dando un ejemplo adecuado.

¿Debería rebajarse la edad penal?
Yo ya he dicho que no. He planteado en multitud de foros que, antes que rebajar la edad penal, hay otras opciones. Cuando rebajas la edad penal tienes que poner un límite. Ahora la rebajamos a los 12 y dentro de dos años, ¿a cuánto, a los 10, en función de los delitos que cometan los menores de esas edades? Cuando un niño comete un delito, tiene que tener la sensación de que ha hecho algo mal, con independencia de que tenga responsabilidad penal o no. Por eso, proponemos medidas judiciales de carácter obligatorio educativas para estos chicos por debajo de los 14 años. Ahora se denominan medidas de protección y son de carácter civil, pero queremos que un juez pueda judicializar estas medidas y obligar al niño, aunque no tenga responsabilidad penal, a que se someta a unas medidas reeducativas de carácter obligatorio que le dejen en su conciencia que ha hecho algo muy mal. Lo que hay que hacer es educar a esos niños adecuadamente por dos motivos de justicia: primero, por la víctima, y segundo, por ellos, porque sería tremendamente injusto que la sociedad no recondujera a esos chavales por el hecho puntual de no tener 14 años.

¿Cómo valora la iniciativa de Esperanza Aguirre de reforzar la autoridad del profesor?
Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, en un momento de la entrevista. Manuel EngoMuy positivamente, porque es una herramienta más para que el profesor recupere la autoridad. Aunque la autoridad no se recupera sólo porque te la dé una ley, sino porque se la gana y da las clases adecuadamente. Pero, insisto, debe ser complementada con el trabajo de los padres. De poco sirve que una ley dé más autoridad a un profesor cuando el chaval sigue sin respetarle. Esta es la doble vía: la ley y los padres, que tienen que enseñar a los hijos la importancia de la figura del profesor y el respeto hacia la misma.

¿Los contenidos televisivos en horario infantil y en prime time contribuyen a la deseducación de los menores?
Sin ninguna duda. Las televisiones en horario de protección y de superprotección no cumplen, salvo honrosas excepciones, con los requisitos que ellas mismas se han dado. Esos modelos de vida y de conducta que se están viendo en este tipo de programas contribuyen de forma decisiva a deseducar a nuestros hijos, a plantearles como ordinarias situaciones de la vida que son excepcionales. Los poderes públicos deberían tomar cartas en el asunto. El Ministerio debería ser más exigente con el control de estos horarios y no permitir que, a esas horas, determinados programas hagan lo que están haciendo, porque es un flaco favor a la sociedad.

En determinadas apariciones mediáticas, como la de las hijas de Zapatero, ¿quién debe velar por el derecho a la intimidad de los menores: los padres, los medios o ambos?
Yo creo que todos: padres, medios e, incluso, la Fiscalía. La intimidad de los menores es un tema, si se me permite, sagrado. La actualidad informativa, muchas veces, pretende justificar determinadas fotografías e imágenes, pero no es menos cierto que debe primar siempre el interés superior del menor y lo que los padres opinen sobre sus hijos. Otra cosa es cuando son los padres los que, habitualmente, están sometiendo a sus hijos a este tipo de situaciones. Entonces debería actuar la Fiscalía.

¿Las nuevas tecnologías han abierto la veda a que los menores cometan más delitos?
Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, en un momento de la entrevista. Manuel Engo Las nuevas tecnologías han abierto nuevas posibilidades de comunicación y, por tanto, nuevos riesgos. La patria potestad hay que ejercerla también en el mundo virtual y los padres tenemos que saber cómo usan nuestros hijos esas nuevas tecnologías. Para eso, hemos elaborado guías que enseñan a los padres cómo proteger a sus hijos o cómo sus hijos deben usar esas nuevas tecnologías. Pero es cierto que, a veces, ni los padres ni los chavales son conscientes del daño que se pueden hacer por el uso incorrecto de las nuevas tecnologías, situaciones que son potencialmente muy peligrosas, como menores que quedan con desconocidos a través de la red o que cuelgan fotografías suyas o de compañeros en situaciones complicadas. Eso pone de manifiesto que los adultos tenemos que preocuparnos de cómo usan nuestros hijos las redes.

Un grupo de adolescentes ha abierto un blog en apoyo a Miguel Carcaño. ¿Debería haber una regulación más estricta para los menores en Internet?
Poner puertas al campo es muy difícil. Si hay un blog donde se hace apología de alguna forma de vida o de un delito, el sistema tiene los medios, las formas y métodos para perseguirlo. Si hay un grupo de adolescentes que ha hecho un blog para apoyar a Miguel Carcaño, supuestamente implicado en un delito de la gravedad del de Marta del Castillo, supongo que la Fiscalía será consciente de ello y habrá actuado. Si ahí se está justificando algún tipo de actuación o se está apoyando a quien, supuestamente, es un asesino lo que hay que hacer es actuar. El sistema tiene medios y formas para actuar contra este tipo de situaciones.

¿Cree que con 16 años un adolescente tiene capacidad para tomar determinadas decisiones como propone la nueva Ley del Aborto?
Capacidad, aparentemente, tiene. El problema está en que la decisión, probablemente, requiera del apoyo de unos adultos, sobre todo si esos adultos son sus padres. Yo creo que uno de los peores errores que puede cometer un gobierno es incidir en las relaciones paterno-filiales. Aquí se está minando por la base la confianza entre padres e hijos. Y, por justificar casos excepcionales de chicas que puedan tener un problema con sus padres, bien sea porque la obliguen a abortar, bien sea porque la obliguen a no abortar, no se puede introducir esa dinámica en la sociedad. Es tremendamente injusto y va a generar situaciones terribles el hecho de que una menor tome la decisión aconsejada por el padre de la criatura, por una amiga o por quien no tiene que aconsejarla cuando sus padres, probablemente, la hubieran apoyado. Yo creo que la ley debe garantizar que se tome la mejor decisión para la menor y, en el caso de que haya discrepancia entre la decisión que toma la menor y la decisión de sus padres, que, por la vía de urgencia, pueda decidir un juez. Pero nunca deben quedar los padres al margen de este tipo de decisiones.

Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, en un momento de la entrevista. Manuel Engo



¿Es necesario endurecer la Ley del Menor o aplicarla mejor?
La Ley del Menor es una ley buena en la generalidad de los casos, pero tiene fallos importantes. Falla en los delitos más graves, como el de Sandra Palo, donde las medidas que establece son claramente insuficientes. No porque tengan que estar más tiempo encerrados, sino porque no garantiza la correcta reinserción de estos chavales en la sociedad. Por eso yo he propuesto penas excepcionales para delitos excepcionales. Además, la Ley falla por abajo, porque los menores de 14 años, como no son objeto de la Ley, aparentemente, quedan impunes. Por eso algunos partidos del arco parlamentario, como el grupo popular, proponen la rebaja de la edad penal.

¿Hacen falta más condenas ejemplares o sentencias más duras?
Ni unas ni otras. Lo que hay que hacer es trabajar con los menores para evitar que lleguen a cometer delitos, ése es el matiz. No podemos vivir permanentemente instalados en la cultura de la condena y la represión. Lo que tenemos que hacer es saber en qué está fallando la sociedad para evitar que los menores cometan los delitos. Trabajemos para evitar que los chavales anden sueltos por la calle, que no vayan al colegio y los padres los utilicen para robar carteras porque son inimputables. Yo creo que eso es mucho más rentable.

¿Ahora hay más delincuencia juvenil o tiene más difusión?
Hay de todo un poco. Es verdad que hay un incremento de los delitos y los datos de la Fiscalía así lo han manifestado. Pero no es menos cierto que la alarma social que generan los medios muchas veces contribuye a que la sociedad tenga una sensación de que nuestros chavales están en una situación terrible y están desquiciados, cuando el 99 por ciento de nuestros hijos son normalísimos, maravillosos y luchan día a día por ser personas de bien. Por ello, tanto los medios de comunicación, como los poderes públicos, como la Fiscalía deben hacer un serio ejercicio de reflexión acerca de cómo se está tratando la problemática de los menores. Para eso estamos trabajando desde la institución, donde vamos a plantear la elaboración de un código de conducta que sea fácilmente asumible por todos los medios, de manera que entre todos digamos hasta dónde se puede llegar y que nos permita poner un poco de coto a lo que se está haciendo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es