23 de septiembre de 2021, 2:40:10
Críticas de Teatro

el chivato


La crisis no llega al teatro


Resulta que con la tan manida “crisis que no es crisis” nadie arriesgaba un cuarto por el teatro. Dicen que cuando el dinero escasea, el ocio cultural se resiente. Pero… ¡Oh paradoja! El teatro, ese enfermo de crisis crónica desde sus primeros soplos chinos o griegos, no sufre la crisis esa. Desde que comenzó la prometedora temporada actual, muchos teatros madrileños completan a diario sus necesitados aforos. Apenas se diferencia la recaudación de últimos de mes, cuando todos esperamos el día de “Santa Págueda”, con los alegres días del dinero recién cosechado; ese que pensamos que no se acabará nunca.


Algunos zumbones atribuyen la buena ventura teatral a la permanente ausencia del Señor de la Moncloa –que jamás aparece por un teatro, si no es para escuchar a su cantora de cabecera-. Así, los recintos escénicos están libres de esos malos influjos que muchos atribuyen al Gafe Monclovita (Kerry, Schröder, Segolene, Prodi, Brown –que perderá también-) cuyo apoyo les costó la carrera, como al prometedor “Madrid-16”.

Gafes los hubo siempre y, a lo largo de la historia teatral, tan influida por supersticiones de todo tipo, fueron muchos los que mediaron en contra de los efectos anhelados. Y los gafes andaban sueltos, no solo por los teatros, sino también en el cerrado mundo de la ciencia, a cuyo paradigmático personaje, el sabio Wolfgang Pauli, impedían sus colegas asistir a los experimentos delicados. Decían que, solo con la presencia de Pauli, cualquier experimento podía fallar: se cortaba la luz, goteaban los tubos de vacío, o los instrumentos indicaban lecturas erróneas. Hasta voló por los aires un laboratorio de la Universidad de Göttingen. Pauli pasaba por allí y, todos le atribuyeron el suceso al Gafe científico de tan buena suerte para sí.

Si la suerte, o los talismanes –tan frecuentes entre los cómicos- siguen favoreciendo al teatro con la no presencia de gafes, la temporada teatral madrileña será una de las más prósperas de los últimos años y sin crisis.



El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es