15 de agosto de 2020, 9:35:07
Opinión


CAROD ROVIRA, EN EL GOBIERNO DE LA MALVERSACIÓN Y LA IMPUNIDAD

Luis María ANSON


Sin pelos en la lengua. Sin contemplaciones. Alicia Sánchez-Camacho ha puesto sobre la mesa, con dos tacones, al medio millón de parados catalanes y ha sacado los colores al Gobierno tripartito que no tiene otra preocupación que acumular nuevas parcelas de poder, en lugar de atender al bien común de los ciudadanos.

     Mordidas sin cuento, subvenciones subterráneas, informes fantasmas para pagar favores a amiguetes y parientes, promociones disparatadas, despilfarro generalizado en viajes gratis total y en embajadas de pitiminí, la clase política catalana en el poder pisa ya las fronteras del despropósito. El cinismo de Carod Rovira, coronado de espinas, puede servir de ejemplo del reparto de dádivas, enchufes, nepotismo, desprecio del esfuerzo de los que pagan impuestos.

     Alicia Sánchez-Camacho lo ha expresado con claridad: “El Tripartito catalán es el Gobierno de la malversación y la impunidad”. Lo que ha dicho la dirigente política es lo que piensa el ciudadano medio catalán, cada vez más harto de una clase gobernante, dedicada, con las debidas excepciones, a no hacer nada y al derroche generalizado y exultante.

     Son muchos los que esperan que se imponga una política sana con incentivos para la pequeña y mediana empresa y bajada de impuestos. Es la fórmula sencilla para enderezar la economía catalana, disminuir el paro y taponar la actividad política de la Generalidad que naufraga entre el despilfarro, la malversación y el abuso de poder.



El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es