8 de diciembre de 2019, 15:20:05
Nacional

este jueves


Defensa y los armadores negocian nuevas medidas de seguridad para los pesqueros


Este jueves, el Ministerio de Defensa se reúne con los armadores de los pesqueros que faenan en Somalia para acordar nuevas medidas de seguridad en los barcos, tras 12 días del secuestro del "Alakarana" en la zona. Defensa ya alegó que no era legal incluir a militares en los barcos, pero sugirió que se contratase seguridad privada como hicieron algunos barcos la pasada semana.


El Ministerio de Defensa recibirá este jueves a una delegación de representantes de armadores y de trabajadores de buques pesqueros para analizar las medidas de seguridad que deben aplicarse en el Océano Índico ante los ataques de piratas somalíes.

La reunión, de carácter técnico, se celebrará en el Ministerio de Defensa y pretende avanzar en las medidas de protección para los barcos españoles que faenan en aguas próximas a Somalia.

Un encuentro que se produce cuando aún no se ha liberado el atunero vasco "Alakrana", secuestrado con sus 36 tripulantes a bordo el pasado 2 de octubre, cuando faenaba a unas 800 millas del perímetro de seguridad que establece la UE en el Índico.

Desde esa fecha, una Comisión de Coordinación creada por el Gobierno negocia la solución del conflicto, en el que se han producido dos detenciones, la de dos piratas que han sido trasladados a Madrid para declarar ante la Audiencia Nacional por el secuestro.

Fuentes militares consultadas por EL IMPARCIAL han asegurado que la negociación no está siendo tan lenta como podría creerse y que la crisis del “Alakrana” terminará antes de lo previsto. Esto será así, afirman, porque “el Gobierno va a pagar un rescate y éste será superior al del Playa de Bakio”, que ascendió a los 750.000 euros.

A pesar de que las amenazas de los piratas sobre las dificultades de la negociación con sus compañeros arrestados en Madrid, lo cierto es que se venden por dinero y sus exigencias de liberación de los detenidos disminuirán a medida que aumenta la cantidad de rescate.

De momento, este secuestro está siendo más largo que el anterior (el “Playa de Bakio” estuvo secuestrado en el Golfo de Adén durante siete días en abril de 2008) y todo apunta a que sea también más caro.

Por otra parte, este secuestro ha reavivado el debate acerca de la conveniencia de embarcar a militares para proteger a los atuneros españoles. Defensa ha recordado que la legislación no lo permite y ha sugerido la contratación de seguridad privada, por lo que siete atuneros de capital español zarparon el pasado 9 de octubre bajo bandera de las Islas Seychelles con ex militares armados a bordo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es