10 de diciembre de 2019, 18:12:48
Economía

debate de los presupuestos para 2010


La oposición pide más esfuerzos en creación de empleo y más austeridad


Los portavoces de CiU, ERC, ICV, BNG y UPyD han incidido en las mismas críticas a las cuentas públicas para el año que viene. Coinciden en que son unos presupuestos que no apuestan por la creación de empleo y piden un verdadero ejercicio de austeridad. Por ello, han negado su apoyo a los PGE por no contribuir a salir de la crisis sino a aumentar el déficit.


Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, considera que "los Presupuestos Generales del Estado para 2010 no abordan la crisis ni la creación de empleo".

La decisión más polémica del Gobierno, a juicio de la formación catalana, es el aumento de la presión fiscal en plena crisis. "El objetivo es reducir el déficit pero no comparto el criterio", ha explicado Duran i Lleida, quien ha añadido que "aumentar los impuestos agudizará la crisis y hundirá la economía".

En este sentido, ha asegurado que la decisión de incrementar impuestos es la más "facilona" y no tiene en cuenta sus consecuencias negativas. Por el contrario, ha propuesto como alternativas austeridad y políticas de creación de empleo. "Me niego a conformarme con la sangría y destrucción de empleo", ha dicho Duran i Lleida. "Ustedes apuestan por una sociedad subsidiada y ésa no es nuestra opción", le ha dicho Durán a Salgado.

Para el portavoz de CiU, uno de los objetivos ha de ser la austeridad, aunque "lo que ha vendido como austeridad hasta este momento parece una burla", ha recriminado, porque el Gobierno "centrifuga su austeridad en forma de recorte de la financiación hacia otras administraciones" como las comunidades autónomas.

Además, el portavoz de CiU ha pedido que se mantenga la devolución de los 400 euros y reducir de forma temporal de las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas con menos de diez trabajadores que se comprometan a mantener o crear empleo los próximos dos años, así como la financiación parcial de la reducción de jornada.

Unos presupuestos "decepcionantes"
Joan Ridao, portavoz de ERC El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha calificado los PGE para 2010 de "pura ficción" y ha afirmado que "no cuadran, son sinónimo de la resignación y son los presupuestos de la subida de impuestos no para los ricos sino para las clases medias". En cambio, ha criticado que no se contenga "ni el gasto ni el déficit", porque, ha argumentado, "el Gobierno no renuncia a gastar inútilmente".

Ridao ha recordado que "en sólo dos años, el Ejecutivo ha fulminado 12 puntos del superávit", por lo que "pagar más impuestos es como llenar un cesto de agua".

A juicio de esta formación, el Gobierno sólo ha pensado con estos presupuestos en "dar alivio al déficit público" y "amortiguar los efectos de la crisis".

En este sentido, para Ridao, "parece que el mantra que guía a este Gobierno es dejar las cosas tal cual y dejar que el tiempo las arregle". Prueba de ello, ha señalado, es la bajada de un 8 por ciento de la inversión en carreteras, de un 18 por ciento en infraestructuras hidráulicas o de un 3 por ciento en I+D+i.

Ridao ha justificado la enmienda a la totalidad de su formación acusando al Gobierno de no querer negociar, "por tanto, no van a contar este año con nuestro apoyo".

Desorientación y resignación
Joan Herrera, portavoz de ICV
Para el portavoz de ICV, Joan Herrera, "este presupuesto supone desorientación en lo fiscal y resignación en el gasto".

Según esta formación, el Ejecutivo ha renunciado a "hacer los deberes" y se ha olvidado "de multiplicar la lucha contra el fraude", no se ha atrevido "a crear un nuevo tipo del IRPF para los más ricos", y ha renunciado a "un impuesto sobre las grandes fortunas".

Medidas, según ICV, que podrían haber evitado la subida del IVA.

Para Herrera, la reforma fiscal que propone el Gobierno perjudica a las clases medias y trabajadores y "deja intactas a las 400.000 familias más ricas de España".




Política fiscal regresiva e insuficiente inversión en Galicia
Francisco Jorquera, portavoz del BNG El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, ha pedido la devolución de los Presupuestos Generales del Estado al entender que recogen una "regresiva y antisocial" política fiscal, una insuficiente inversión para Galicia y una bajada de la inversión en política social.

Según sus argumentos, la política fiscal tiene que ser un instrumento de redistribución de la renta que contribuya a corregir las "crecientes desigualdades sociales". En este sentido, ha discrepado, especialmente, de las subidas de los tipos reducido y normal del IVA, porque, de acuerdo con su análisis, suponen penalizar a las rentas más bajas.

Jorquera ha acusado al Ejecutivo de no querer asumir sus propios errores, tales como haber bajado "alegremente" los impuestos en tiempos de bonanza y haber adoptado medidas "demagógicas e irreflexivas" cuando ya había comenzado la crisis económica.

A su juicio, el Gobierno intenta arreglar "el desaguisado por la vía más rápida, en lugar de admitir que es preciso un replanteamiento a fondo de sus políticas fiscales".

Del mismo modo, ha censurado el capítulo de gasto, que no da prioridad a las políticas sociales ni, de acuerdo con su punto de vista, introducen estímulos para el cambio de modelo productivo.

Respecto a Galicia, el portavoz del BNG se ha quejado de que, por primera vez en diez años, la inversión del Estado en esa Comunidad es inferior a la del ejercicio anterior. Hasta tal punto, ha añadido, que Galicia es la quinta comunidad que sufre un mayor descenso de la inversión.

Oportunidad perdida
Rosa Díez, portavoz de UPyD La portavoz de UPyD, Rosa Díez, considera que los presupuestos debatidos este martes en la Cámara son "malos para España", por lo que ha pedido su devolución.

"Son unos presupuestos inútiles para afrontar la crisis", ha explicado Díez, quien ha criticado que "incrementan los gastos superfluos y recortan las inversiones estratégicas".

Para UPyD, el incremento del gasto social responde a "la magnitud de la hecatombe que estamos sufriendo" y "es consecuencia del fracaso del Gobierno".

En su opinión, muestran con nitidez "la fotografía de un Estado residual, insostenible desde el punto de vista de la cohesión".

En este sentido, pidió "reformar a fondo el estado de las autonomías", para redistribuir competencias poniendo el acento en la cohesión social, la igualdad de los españoles y la competitividad.

A juicio de la portavoz parlamentaria, las cuentas públicas para el año que viene son "oportunidad perdida para hacer frente a la crisis", no son austeras y "no impulsa las reformas estructurales de la economía española".

"El barco que se hunde tiene un capitán al que no se le ocurre otra estrategia que pasar la fregona por la cubierta", ha apuntado Díez en su intervención ante el pleno del Congreso para defender la enmienda a la totalidad que ha presentado contra el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es