25 de enero de 2020, 7:08:58
América

Se tesa el diálogo Bogotá-Caracas


Repatrían los cuerpos de los 8 colombianos asesinados en Venezuela


Los ocho colombianos secuestrados y asesinados en territorio venezolano, fueron repatriados está madrugada a Colombia para ser analizados por el cuerpo de Medicina Legal de Cúcuta, a fin de que para horas del mediodía puedan ser entregados a sus familiares.


De acuerdo con el diario colombiano "El Tiempo", las víctimas formaban parte de un equipo de fútbol llamado 'Los Maniceros', quienes fueron secuestradas el pasado 11 de octubre y sus cuerpos aparecieron sin vida el pasado sábado en varios lugares del sur del estado Táchira en Venezuela.

El citado periódico expone que las autoridades aún desconocen la identidad del comando armado que secuestró y asesinó a ocho colombianos, a un peruano y a un venezolano durante el fin de semana. Sin embargo, no descarta la posibilidad de que detrás del crimen estén los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), e incluso un grupo paramilitar venezolano.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, aseguró que "nosotros no tenemos ninguna hipótesis oficial del Gobierno de Venezuela. Extraoficialmente se ha dicho lo siguiente: se dijo que podía ser el Eln: grave. También se ha dicho que podría haber sido un grupo de milicianos de Venezuela: grave. También se ha dicho que podría haber sido una venganza, porque algunos podrían haber participado en un atraco: grave".

Un sobreviviente puede aclarar los hechos

"El Tiempo", también señala que del grupo de los 12 hombre secuestrados, hay un colombiano continúa desaparecido, mientras que otro sobrevivió al ataque de sus raptores, después de simular su muerte.

El sobreviviente, identificado como Manuel Júnior Cortés, permanece en un hospital en Caracas, y podría ser la clave para identificar a los responsables de las ejecuciones. Según Cortés, varios de sus captores vestían uniforme de camuflaje, camisas negras con estampas e imágenes del 'Che' Guevara, botas de goma y portaban fusiles y pistolas 9 milímetros. Los jefes vestían de civil, algunos llevaban cadenas de oro, utilizaban vehículos nuevos, con buena cojinería, escuchaban música mexicana y se comunicaban por radio.

"Según ellos, no pertenecían a ningún grupo. Sin embargo, nos preguntaban dónde estaban los jefes 'paracos' y decían que nosotros éramos reclutados por los 'paracos'", recordó el joven colombiano, quien dijo que sus captores estaban al mando del comandante "Payaso".

El nombre de alias 'Payaso' coincide con la sindicación que hace el gobierno del estado Táchira, que le atribuyó la autoría del secuestro masivo y posterior ejecución a los guerrilleros del ELN.

No obstante, Alejandro García, concejal de Ureña, municipio fronterizo del estado Táchira, declaró hace una semana, que las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), un grupo guerrillero que opera en el sur del Táchira y los estados Barinas y Apure, en Venezuela, serían responsables del múltiple secuestro.

"Ellos secuestraron a los futbolistas porque son los que operan en el municipio Fernández Feo. También son los que tienen a todos los secuestrados tachirenses", afirmó García, quien es presidente de la Comisión de Seguridad en Ureña.

Se tensan aún más las relaciones entre Caracas y Bogotá

Ante los incidentes del fin de semana, el Gobierno de Hugo Chávez no se abstuvo de sembrar la polémica. El Ejecutivo venezolano, tras confirmar la muerte de los ocho ciudadanos colombianos, volvió a protestar ante el de Colombia, ahora por supuesto "espionaje" de funcionarios colombianos y exigió el "cese inmediato" de esas actividades que calificó de "claramente inamistosas".

La nota, de la Cancillería venezolana, denunció "la reiterada presencia de funcionarios del Departamento Administrativo de Seguridad colombiano (DAS) en territorio venezolano, detectados realizando labores de espionaje e intentos de soborno".

"En las investigaciones realizadas se ha decomisado documentación que se refiere a un gran plan de conspiración y desestabilización en contra de Venezuela", agrega la nota, que según la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) fue entregada hoy a la embajadora de Colombia en Caracas, María Luisa Chappe.

Es la segunda "nota de protesta" de Caracas ante el Gobierno de la vecina Colombia en los dos últimos días. El sábado pasado, el Gobierno de Chávez protestó por unas declaraciones del ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, en las que aseguró que los vuelos del narcotráfico con destino a Centroamérica y Estados Unidos salen de Venezuela.

El ministro venezolano de Defensa y vicepresidente, Ramón Carrizález, calificó esas afirmaciones como "groseras e irrespetuosas", e informó entonces que entregó en la Embajada colombiana en Caracas una "nota de protesta" contra las mismas.

Las turbulentas relaciones entre Venezuela y Colombia, que se quedan periódicamente sin embajadores, atraviesan un nuevo momento de tensión, ahora derivado del convenio militar entre Bogotá y Washington, que prevé el uso de siete bases colombianas por las fuerzas de EE.UU.

Chávez, que considera el hecho como una "amenaza" para la "revolución bolivariana", se felicitó el domingo, en su programa "Aló Presidente" por la queja emitida por su Gobierno, y dijo del ministro colombiano que "por lo menos, es retardado mental".

El mandatario venezolano rectificó inmediatamente: "No, no es retardado; él sabe lo que hace, está siguiendo instrucciones del imperio", en alusión a Estados Unidos.



El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es