28 de septiembre de 2021, 22:41:52
Economía

opel no será vendida


El Comité de Empresa de Figueruelas recibe con sorpresa la decisión de GM


El Comité de Empresa de la factoría de Figueruelas (Zaragoza) ha recibido con sorpresa la decisión del Consejo de Administración de General Motors de cancelar, tras meses de negociaciones, la venta de su filial europea Opel a la compañía austríaco canadiense Magna International.


La secretaria del comité de empresa de la planta de General Motors en Figueruelas (Zaragoza), Ana Sánchez, considera que la decisión de la multinacional automovilística de suspender la venta de Opel al grupo austríaco-canadiense Magna sitúa el proceso en el kilómetro cero y en un momento de gran incertidumbre.

En un comunicado difundido en Detroit, ciudad en la que se encuentra la matriz de la multinacional automovilística estadounidense, el consejero delegado de GM, Fritz Henderson, ha explicado que el grupo ha decidido estudiar la posible reestructuración de Opel y anuncia que en breve presentará un plan concreto.

"Esta situación nos sitúa en el kilómetro cero", ha subrayado Sánchez, quien ha considerado "lamentable" que se vaya "al traste" todo el esfuerzo y el trabajo de los sindicatos por llegar a acuerdos y dar una perspectiva de futuro.

Ha explicado que, hasta ahora, se había desarrollado una negociación en la que habían intervenido todos los gobiernos europeos donde había plantas y el objetivo era llegar a un acuerdo sobre los planes industriales y sobre la posibilidad de que el plan de ahorro se basara en la estructura societaria que planteaba el inversor.

Pero "ahora no sabemos ni conocemos cuáles son los planes de GM para Europa, ni para nuestra planta en concreto", ha dicho la secretaria del comité, quien ha hecho hincapié en que hay que "empezar la negociación con una nueva perspectiva, que Magna ya no está encima de la mesa".

A su juicio, lo más urgente ahora es convocar una reunión con el Gobierno español, concretamente con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, para que "se implique" y valore la situación.

Por su parte, Pedro Bona, representante de los trabajadores de la factoría aragonesa en el comité europeo de GM, ha declarado a Efe que "lamenta" que se produzca esta situación después de "pasarlo tan mal" y de las "negociaciones tan duras" mantenidas con Magna, para llegar a un acuerdo sobre el futuro industrial de Figueruelas, donde trabajan más de 7.000 personas, en el que se contemplaba un ajuste laboral de 900 empleos y una reducción de costes millonaria.

El Gobierno de Aragón ya ha convocado este miércoles a una representación del comité de empresa, que se celebrará previsiblemente en la Consejería de Economía, para "compartir las últimas informaciones y para hacer una prevaloración, si la podemos hacer", ha señalado Sánchez.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es