18 de noviembre de 2019, 13:16:15
Sociedad

querían vengarse del dueño


Un año de cárcel por matar a golpes a un cachorro de perro



El Juzgado de lo penal número 3 de Oviedo ha condenado a tres hombres, a la pena de un año de prisión para cada uno de ellos por matar a golpes a un perro de cuatro meses, de raza grifón, para vengarse de su dueño. En concepto de responsabilidad civil, los acusados deberán abonar al dueño del perro una indemnización, a partes iguales, que asciende a 2.500 euros, según la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press.

La juez impuso a los tres acusados la misma pena que solicitó el fiscal durante la vista oral. Además, la magistrada les condenó a la pena de dos años de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio con animales.

El fallo destaca que los hechos que se estiman probados son legalmente constitutivos de un delito contra la protección de animales domésticos. Según la juez, la valoración de las "abrumadoras" pruebas demuestran que se ha cometido un acto de "cobardía y vileza que encierra el comportamiento de quienes se aprovechan de un animal indefenso para dar rienda suelta a los bajos instintos de venganza".

En este sentido, la magistrada destaca que la versión de los acusados está "plagada" de contradicciones. "Las lesiones objetivadas en el animal evidencian una crueldad en su causación que repugna a la más libiana conciencia al sostener los acusados la versión de una caída fortuita de un tiesto", señaló la juez.

Los hechos tuvieron lugar el 10 de noviembre de 2008, cuando los acusados, D.G.R, D.F.C y G.G.A, cogieron al cachorro, que participaba en una cacería de la 'Sociedad de Cazadores y Pescadores de Lena'. El motivo de la acción fue que dos de ellos habían sido denunciados por la Guardería de la Sociedad de Cazadores y Pescadores de Lena.

Metieron al perrito en el maletero de un coche y lo llevaron hasta una vivienda propiedad de uno de ellos. Allí sacaron el animal del maletero, según el relato del fiscal, y procedieron a propinarle múltiples golpes, algunos con una maceta de plantas, ocasionando al cachorro la fractura de seis costillas y laceración pulmonar grave, fractura del arco zigomático izquierdo y rama mandibular izquierda, fractura craneal extensa en zona temporomandibular con exoftalmos en ambos ojos y luxación de la articulación coxofemoral izquierda. El animal falleció a consecuencia de las lesiones.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es