16 de diciembre de 2019, 12:25:30
Críticas de Teatro

el chivato


Un actor


Pocas veces se siente la necesidad de aplaudir a un actor que no ha pronunciado palabra durante los primeros seis minutos de la comenzada representación; en un silencio insufrible para el espectador, si el personaje –el actor- no es un virtuoso del gesto, capaz de llenar el escenario con su sola acción. José Luis López Vázquez nos encogió el corazón a los cientos de espectadores que llenábamos el María Guerrero –aun lleno de termitas, en 1982-.


Era la tarde del entreno de “Vade retro”, una de las mejores obras del comediógrafo Fermín Cabal, quien obtuvo por esta el Premio Mayte de teatro, en su décimo quinta edición (yo era miembro del jurado, aunque El País omitiera mi nombre).

José Luis López Vázquez era un actor formado en la mejor escuela: el escenario. No hay escuela de cómicos donde se aprenda tanto como se puede aprender de los grandes actores sobre un escenario. Máxime cuando a los pocos grandes que perduran no les dan opción de transmitir sus sabidurías como se hacía en los primeros años de la Real Escuela de Declamación. Ni el “Actor’s Studio” ni profesor alguno, atiborrando a los alumnos de teoría, sería capaz de formar un López Vázquez en unos cuantos cursos, por muy universitarios que sean. Los seis minutos en solitario del padre Abilio, hasta la aparición de su antagonista, el malogrado Ovidi Montllor, supusieron, a juicio de muchos, el cenit en la carrera del actor a quien algunos –los del cine, claro- apellidaron “cómico”. López Vázquez era un actor sin otro apelativo que el de “gran”; cómico o dramático… ¡era actor!

Ha protagonizado su último papel; ya no necesitará más guiones menores que no merecieron ser protagonizados por un actor de la talla de López Vázquez. El teatro que tanto le echará en falta, debió evitar con generosidad la participación del actor en algunos títulos menores de pobre contenido y baja calidad. Me cabe el honor de haber brindado a López Vázquez la mayor suma que el teatro había ofrecido, hasta entonces, a un actor español. Mi aplauso y mi voto al primer premio de la vida.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es