16 de octubre de 2019, 4:49:11
Mundo

padecía una enfermedad incurable de nacimiento


'Baby RB' será desconectado en los próximos días


Finalmente, el padre británico que había estado luchando para que el hospital donde estaba internado su hijo de un año de edad y que padecía una enfermedad incurable ha cedido en su postura y ha permitido a los doctores del centro desconectar la ayuda mecánica que mantiene al bebé con vida.


El caso del llamado 'Baby RB' ha levantado una importante polémica en el Reino Unido debido al intenso debate moral y a que los padres del bebé, divorciados, habían iniciado una batalla legal sobre qué hacer al respecto. Mientras la madre y los médicos abogaban por interrumpir el tratamiento, el padre se negaba a tomar medidas que pudieran provocar la muerte de 'Baby RB'.

El bebé, de apenas 13 meses de vida, había sido llamado 'Baby RB' por razones legales y padecía una rara enfermedad genética que hacía que no pudiera respirar de forma autónoma.

Finalmente, la vida del bebé no se decidirá en los tribunales ya que el padre ha decidido cambiar de opinión tras escuchar a varios expertos médicos que le aconsejaron desconectar al bebé ante la imposibilidad de que se le pudiera curar.

'Baby RB' será desconectado en los próximos días con los cuidados paliativos pertinentes para evitar cualquier tipo de sufrimiento o dolor.

Una de las grandes tragedias del caso es que el bebé era incapaz de transmitir emociones a través de gestos o expresiones faciales por lo que, en caso de sufrir dolor físico, 'Baby RB' no era capaz de hacerlo saber.

El juez encargado del caso declaró que "es triste pero, desde mi punto de vista, una decisión inevitable". Por otro lado, destacó el papel ejemplar y valiente de los padres "ante una situación especialmente traumática".

En una declaración conjunta, los abogados de los progenitores han señalado que "ambas partes han tomado la decisión tras una profunda reflexión y en base a los mejores intereses para el bebé aunque bajo unas condiciones agónicamente difíciles".

Enfermedad incurable

'Baby RB' padece una rara enfermedad llamada Síndrome Miasténico Congénito que limita la respiración y la autonomía límbica que ha provocado que el bebé haya estado ingresado desde el momento de su nacimiento.

Los expertos del hospital en que 'Baby RB' ha estado ingresado han señalado que el bebé estaba demasiado enfermo como para poder tener o disfrutar ningún tipo de calidad de vida. En contra de esta opinión se posicionaba el padre y sus abogados que esgrimían que el bebé tenía las funciones cerebrales intactas, que podía ver, oír, sentir, reconocer a sus padres e incluso jugar con algunos juguetes.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es