23 de octubre de 2019, 5:18:16
Nacional

Reconoce que mientras sienta apoyo permanecerá en su cargo


Rajoy: "Tengo bastante entereza para aguantar lo que me echen"


El líder del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado este sábado en la convención que los populares celebran en Barcelona que mientras sienta el apoyo de los ciudadanos y de su partido, permanecerá en su cargo porque tiene "bastante entereza para aguantar lo que le echen". En su afán por pasar página y cerrar la crisis interna, Rajoy ha comido hoy Aguirre y Camps, quienes mañana no estarán presentes cuando el líder popular pronuncie el discurso de clausura del encuentro.


El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que tiene "bastante entereza para aguantar" lo que le echen y ha dejado claro que mientras sienta el apoyo de los ciudadanos y de su partido, permanecerá en su cargo.

Rajoy ha hecho estas manifestaciones en la Convención Nacional del PP, en un acto organizado por Nuevas Generaciones en el que el líder del partido se ha sometido a las preguntas de los jóvenes de su formación en una simulación del programa de TVE "Tengo una pregunta para usted".

Ahora, ha dicho Rajoy, "estoy muy bien", aunque ha habido momentos "mejores y peores", pero "mientras sienta el respaldo del partido y de la gente, estaré aquí", porque "tengo bastante entereza para aguantar lo que me echen".

Mariano Rajoy ha defendido la independencia de su partido, que sólo se debe al "interés general", y la de él mismo. "Tengo mi independencia. Sólo necesito el apoyo de mi partido. De lo demás, me encargo yo", ha apostillado.

En un ambiente distendido, Rajoy ha respondido durante casi una hora a los jóvenes, que le han preguntado por la situación del partido, sus hijos, el aborto y el paro juvenil, entre otras cuestiones.

Rajoy ha defendido la política como una actividad "noble" que "sirve a la gente", ha asegurado que si pudiera hablar con todos los españoles "uno a uno" su partido obtendría el 80 por ciento de los votos, y se ha mostrado convencido de que se romperán moldes y España tendrá un presidente "con barba".

Un presidente que si tuviera que dirigir una sola frase a todos los españoles a la vez, tal y como le ha reclamado uno de los jóvenes, elegiría ésta: "España tiene un gran futuro porque tiene a los españoles".

Alguno de los intervinientes ha expresado a su líder la preocupación de la sección juvenil del PP por la imagen que ha dado el partido ante los últimos casos de corrupción investigados en Madrid y en la Comunidad Valenciana.

Rajoy ha entendido esa preocupación y ha aseverado que quiere que el PP sea un partido "nacional, limpio y unido", al que le cohesionen las ideas, los principios y las propuestas y al que también una "el respeto a las reglas de juego" que la propia formación se ha dado.

"Estoy convencido de que lo entienden así todos y de que la inmensa mayoría actuará en consecuencia y si no haré lo que todos vosotros queréis que haga", ha apostillado.

Ha relatado Rajoy que sus padres le enseñaron respeto y tolerancia, que es lo que él también quiere trasmitir a sus hijos, de 4 y 10 años, a los que no ha "puesto la mano encima" como tampoco lo hicieron con él sus progenitores.

No ha dejado claro si recomendaría a sus hijos dedicarse a la política, pero ha subrayado que su consejo es que aprendan lo más posible e intenten ser mejores.

De cualquier modo, ha insistido en reivindicar el valor de la política, sobre todo en un momento en el que "lo más fácil" es decir que "todos son corruptos".

Y en esa defensa de los políticos ha incluido a algunos socialistas "muy competentes", sobre todo, ha precisado, de los primeros gobiernos de ese partido, pero no se ha querido "mojar" y no ha concretado a quién ficharía del PSOE.

Sí ha dado nombres de las personas con las que se "tomaría una caña", como el tenista Rafael Nadal o el jugador de baloncesto Pau Gasol, pero también con cualquier deportista, escritor, creativo o con cualquier "persona respetuosa y bien educada". En suma, "con la inmensa mayoría de los españoles".

Una joven de Murcia le ha preguntado si en alguna ocasión ha pensado tirar la toalla. En su respuesta, Rajoy ha reconocido que la política es una actividad "dura" pero también "reconfortante", a la vez que la ha comparado con el deporte, donde "te la juegas porque tienes un objetivo".

Y como era de esperar, en el coloquio no ha faltado "la niña de Rajoy", pero en esta ocasión para preguntar al líder del PP si le hubiera gustado tener una hija.

"Hay muchas niñas que me dicen: 'soy la niña de Rajoy'. ¿Para qué voy a tener una más?", ha respondido en tono distendido el presidente del PP antes de asegurar, ya en serio, que le "hubiera gustado tenerla".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es