26 de mayo de 2020, 6:06:12
Cultura

semana marañón


Marañón durante la Dictadura de Primo de Rivera y la República


La profesora de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense Margarita Márquez ha intervenido este martes en la segunda jornada de la Semana Marañón. Minutos antes, lo ha hecho la profesora Genoveva García Queipo de Llano, quien ha impartido la conferencia sobre Marañón en la dictadura de Primo de Rivera. Márquez, por su parte, ha abordado la figura del médico y pensador durante la República.


Con “Marañón en la Dictadura de Primo de Rivera”, la profesora Genoveva García Queipo de Llano ha dado comienzo este martes a la segunda jornada de la XX Semana Marañón, que se celebra en Madrid. A su discurso le ha seguido el de la historiadora Margarita Márquez, que ha incidido en la relación del médico con los intelectuales y sus vínculos con la República.

García Queipo de Llano ha analizado la etapa de la Dictadura de Primo de Rivera para abordar el modo en que tanto Marañón como muchos miembros de su generación asumieron un papel principal en el camino por la renovación de España.

Sobre ese hartazgo de los intelectuales del momento, Márquez ha incidido en que “el antagonismo con la Dictadura y, a la postre, con la Monarquía que la respaldaba, contribuyó a formar un frente común de intelectuales, lleno de ambigüedades políticas , pero unido en la condena del régimen dictatorial y conscientes de ser una fuerza social cuyo principal proyecto era liderar el nacimiento de un nuevo Estado”.

Ponentes de la segunda jornada de la Semana Marañón (Foto: Manuel Engo)


Es entonces, movidos por ese deseo de cambio cuando, comenta Márquez, “el filósofo José Ortega y Gasset, el escritor Ramón Pérez de Ayala y el doctor Gregorio Marañón, tres de los más afamados intelectuales de la España de los 30, evidencian más o menos al tiempo, pero por caminos y métodos diferentes, la posibilidad de poner en marcha un movimiento de minorías que liderase a las masas y las convirtiese en opinión pública”.

Tras una etapa en la que forma parte del bullicio político, desde comienzos de 1932, la actividad pública de Marañón se recorta y sus referencias políticas se van limitando cada vez más a sucesos muy puntuales. “Concluía así la breve etapa en la que los intelectuales liberales habían influido decisivamente como grupo en el advenimiento de la República”, afirma Márquez.

Pronto, en un momento en el que los sistemas liberales parlamentarios flaqueaban y se consolidaba el régimen comunista, Marañón se inclinó a pensar que el liberalismo político se había extinguido en el mundo”. Lo que no evitó, apunta la profesora, que no siguiera siendo fiel “en su quehacer diario al proyecto de una España republicana que conjugase la libertad y la justicia”.

Márquez ha concluido afirmando que “no hay duda que el período que abarca los años 1931 a 1936 es el de mayor politización de Marañón, además de la época de mayor prestigio personal y profesional”.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es