15 de octubre de 2019, 20:50:16
Opinion


Lo que el Gobierno no nos ha contado del “Alakrana”



La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha comparecido ante el Pleno del Congreso para dar cuenta de las actuaciones llevadas a cabo para la liberación del “Alakrana” en calidad de responsable del gabinete de crisis que gestionó el secuestro. Durante su intervención parlamentaria, De la Vega ha asegurado que el Ejecutivo está “razonablemente satisfecho” y ha subrayado que se actuó respetando la ley y preservando la integridad física de los marineros. De la Vega también ha insistido en que supo “en todo momento” dónde estaban los 36 tripulantes y que el traslado de los dos piratas a España se llevó a cabo a partir de las instrucciones que dictó la Audiencia Nacional.

Minutos antes de la comparecencia de la vicepresidenta primera, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) había desmentido las informaciones que aseguraban que el Gobierno había pagado a un falso representante del Ministerio de Defensa somalí un millón de dólares a cambio de que volvieran al buque los tres marineros que nunca fueron desembarcados y llevados a tierra.

La propia ministra de Defensa, Carme Chacón, también ha dicho en sede parlamentaria que el Gobierno se ha “conducido en todo momento con veracidad y con responsabilidad” en el caso “Alakrana”, pero las fuentes consultadas por El Imparcial aseguran que el Ejecutivo aún tiene que explicar al menos cinco relevantes episodios de la liberación del buque que hasta ahora no ha descrito ni a las familias de los marineros, ni a los diputados en el Congreso, ni a la opinión pública a través de los medios de comunicación.

Los especialistas en seguridad y defensa consultados por este periódico insisten en que el empeño del equipo de Rodríguez Zapatero por “estar satisfecho” tras la “chapuza” del “Alakrana” se ve entorpecido porque aún no ha aclarado qué reglas de enfrentamiento han sido ordenadas a los militares destinados en el Índico para proteger a los pesqueros de los ataques piratas. Por tanto, no se entiende cómo un Ejército que figura entre los diez mejores del mundo ha sido incapaz de detener a un esquife con seis piratas somalíes a bordo.

En segundo lugar, estos mismos expertos subrayan que el Gobierno también debe aclarar su política de comunicación con las familias de los pescadores: ¿por qué pasó del mutismo casi absoluto al recibimiento en La Moncloa después de que las mujeres de los secuestrados recurrieran a la calle y a la Prensa para exigir que el Ejecutivo “hiciera algo” para liberar a sus familiares?

Las fuentes consultadas consideran que el tercer elemento pendiente de explicación es el de la certeza esgrimida por el Gobierno en todo momento sobre el paradero de todos los tripulantes cuando durante varios días se informó desde el Ejecutivo a los españoles de que tres compatriotas habían sido desembarcados y hoy sabemos que ningún tripulante bajó a tierra. Es más, varias informaciones apuntan al timo en el que cayeron nuestras ministras responsables de la gestión del secuestro cuando, al parecer, un pirata se hizo pasar por funcionario somalí y obtuvo un millón de dólares de manos de un agente del CNI a cambio de la imposible vuelta de tres pescadores al “Alakrana”.

También los medios de comunicación se han encargado de trasladar a la opinión pública el testimonio de uno de los marineros: un teniente de la Armada española ha sido sancionado por intentar detener a los piratas durante su fuga. Y el del capitán de la fragata Canarias: vamos a pagar nosotros los platos rotos del Gobierno. Aquí está la cuarta incógnita en opinión de los expertos a los que ha tenido acceso El Imparcial. ¿Se ha sancionado o no a algún militar por su actuación tras el pago del secuestro? Y por último, aunque las mismas fuentes aseguran que irán surgiendo más misteriosas incógnitas sobre la gestión del secuestro en las próximas semanas, ¿cuánto se ha pagado a los piratas somalíes en concepto de secuestro, se tiró el dinero en fardos sobre el buque o se cerró la operación a través de un bufete británico, se usó dinero de los fondos reservados y de qué partida se ha detraído…?
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es