15 de noviembre de 2019, 22:22:20
Nacional

ya son 22 y mañana continúan los interrogatorios


Marlaska ordena el ingreso en prisión de otros once miembros de Segi


El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado este viernes el ingreso en prisión incondicional de otros once supuestos miembros de la organización juvenil ilegalizada Segi detenidos en el pasado martes en el País Vasco y Navarra, han informado fuentes jurídicas.


Fernando Grande-Marlaska, magistrado de la Audiencia Nacional, ha ordenado el ingreso en prisión incondicional de otros once supuestos miembros de Segi. El magistrado ha adoptado esta decisión tras tomarles declaración durante todo el día y después de que ayer enviara a la cárcel a once de los trece acusados a los que tomó declaración y a los que imputó delitos de integración o colaboración terrorista.

A los once acusados interrogados este viernes, Marlaska los acusa de un delito de integración terrorista, según las mismas fuentes, que han añadido que los detenidos ingresarán en las cárceles de Soto del Real y de Alcalá Meco.

El magistrado también dejó ayer en libertad a Oihana Fernández Iturri y a Raúl Iriarte Rodrigo -acusados de colaboración terrorista- y les impuso comparecencias semanales en el juzgado, la obligación de comunicar su domicilio y les prohibió abandonar el territorio nacional. Esta decisión fue contraria al criterio del fiscal Luis Barroso, que pidió el ingreso en prisión incondicional para los 13 detenidos, quienes negaron su pertenencia a Segi, sucesora de las también ilegalizadas Jarrai y Haika y declarada terrorista por el Supremo en 2007.

Marlaska interrogará mañana a otros diez detenidos, con lo que concluirá así los interrogatorios de los 34 arrestados el pasado martes.

La organización ilegalizada Segi planeaba un recrudecimiento de la violencia callejera en el mes de diciembre y principios de 2010, fijando como principales objetivos a representantes del PSOE, PP, PNV, Nafarroa Bai y el partido socialista francés. Así lo han asegurado a EFE fuentes de la lucha antiterrorista, que han informado de que en un documento incautado a los dirigentes de Segi, bajo el titulo "labor de hostigamiento", la organización había programado una campaña de acciones con ese fin.

La campaña, ordenada por la dirección de ETA, según las fuentes, iba a tener continuación en 2010, y era intención de los responsables de Segi aumentar el número de militantes para llevar a cabo los objetivos marcados.

En el documento incautado, la organización juvenil marca una agenda que establece días concretos en los que recrudecer los ataques, como el próximo 6 de diciembre, día de la Constitución, o a principios de año, en los que, además de sedes de grupos políticos, actuarían contra edificios gubernamentales y de empresas, entre ellos Correos, Telefónica e infraestructuras ferroviarias.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es