20 de noviembre de 2019, 12:55:40
Nacional

secuestro de tres cooperantes


España, Mauritania y Malí buscan a los autores por tierra, mar y aire


España, Mauritania y Mali han puesto en marcha un dispositivo de búsqueda por tierra y aire para localizar a los secuestradores de los tres cooperantes españoles y evitar así que puedan huir a otro país, ha anunciado hoy el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, quien precisó que el Gobierno español se ha ofrecido a apoyar logísticamente la operación con el envío de "aviones y helicópteros de reconocimiento de la Guardia Civil".


En rueda de prensa en Estoril, donde participa en la XIX Cumbre Iberoamericana, Moratinos informó de que las autoridades mauritanas ha establecido un "dispositivo aéreo y terrestre para tratar de evitar que los secuestradores puedan viajar a otro país", si bien el ministro reconoció las dificultades que entrañan las características del desierto para este tipo de funciones de control y vigilancia.

Para apoyar esta búsqueda, el Gobierno se ha ofrecido a "aportar aviones y helicópteros de reconocimiento de la Guardia Civil" que se encontraban en Mauritania participando en la lucha contra la inmigración ilegal. Según Moratinos, "la dirección de la operación de búsqueda corresponde a las autoridades mauritanas y lo que hemos hecho es ofrecer la cooperación española". Así pues, "estamos viendo cúal sería el momento y la forma en que la cooperación española (*) se despliega".

El ministro explicó que el secretario de Estado de Interior, Antonio Camacho, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Angel Lossada, son quienes "están coordinando la cooperación". Además, en el Ministerio de Exteriores hay "un pequeño grupo de trabajo para facilitarla y poner todos los medios a disposición de las autoridades mauritanas".

Por otra parte, esta mañana Moratinos habló con el presidente de Malí, frontera oriental de Mauritania, Amadou Toumani, que también contactó con su colega mauritano. Toumani ha autorizado a las autoridades mauritanas para que, "si es necesario", puedan entrar en territorio maliense "ejerciendo el derecho de persecución".

Según el relato de los hechos que hizo Moratinos, a las 19.30 horas de ayer en Mauritania (una más en la España peninsular) un convoy de la ONG Barcelona Acción Solidaria que circulaba por la carretera entre Nuadibú y Nuakchot se percató de que el último vehículo de la caravana se había quedado atrás. Al retroceder, se encontraron con el coche "vacío, con las puertas abiertas" y vieron "huellas de otro vehículo dirigiéndose hacia el interior del desierto".

La ONG se puso inmediatamente en contacto con la Embajada de España en Nuakchot y las autoridades españolas desplegaron toda una serie de gestiones para garantizar la seguridad del resto del convoy, que pudo regresar anoche a Nuakchot y comenzar a trabajar por la liberación de los secuestradores.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es