17 de septiembre de 2019, 21:51:46
Nacional

trabaja para encontrarlos


El Gobierno sigue sin saber dónde están los cooperantes


La situación de los tres cooperantes españoles secuestrados el pasado domingo en Mauritania sigue sin novedades. Tras las informaciones que este martes apuntaban a que fueron liberados, el Gobierno desmintió la noticia y este miércoles ha comunicado que siguen trabajando para saber la localización exacta de los catalanes, ya que todavía no saben dónde están.


El Gobierno continúa trabajando en las gestiones encaminadas a conocer la "localización exacta" de los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania y en recabar la mayor información posible a través de los contactos con otros países, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Gobierno ha emitido este miércoles esta nota después de la celebración de la primera reunión del comité técnico constituido para hacer un seguimiento sobre el secuestro ocurrido el pasado domingo.

En el comunicado, se asegura que "se siguen manteniendo contactos a todos los niveles tanto con las autoridades mauritanas como con las de los países de la zona". Según el Gobierno, "se continúa trabajando en las gestiones encaminadas a determinar la localización exacta de los secuestrados".

El departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos no da más detalles sobre si se conoce dónde estarían los tres miembros de la ONG Barcelona Acció Solidària.

Tampoco hace mención a la autoría del rapto ni confirma si podría ser obra del grupo Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), posibilidad que apuntó en un primer momento el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez fueron secuestrados en la carretera que une Nuadibú y Nuakchot, las dos principales ciudades mauritanas, cuando iban en un convoy de trece vehículos que transportaban material de ayuda con destino a Dakar, la capital de Senegal.

El Ejecutivo afirma que está llevando a cabo contactos y gestiones con otros gobiernos para "garantizar la mayor información y cooperación posible en este caso".

Añade que está informando a los familiares de los tres cooperantes sobre las tareas que está realizando con el "objetivo prioritario" de no poner en riesgo la vida de los secuestrados.

También insiste en la necesidad de actuar con "la debida prudencia y cautela" después de la confusión generada ayer, martes, sobre la posible liberación, que fue desmentida por el Gobierno.

La comisión de seguimiento del secuestro la puso en marcha ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Esta célula de crisis está integrada por un comité técnico integrado por secretarios de Estado y altos cargos de los departamentos concernidos, que ha sido el que se ha reunido hoy.

En paralelo, hay un comité político encabezado por De la Vega y del que forman parte Rubalcaba y los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y Defensa, Carme Chacón, así como el director del CNI, Félix Sanz Roldán, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general José Julio Rodríguez.

Esta comisión política mantendrá esta tarde su primera reunión en el Palacio de la Moncloa para evaluar el desarrollo de los acontecimientos y los últimos datos de las investigaciones.

La coordinación informativa del operativo del Gobierno recae en la Dirección General de Comunicación Exterior, dependiente de Asuntos Exteriores.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es