24 de septiembre de 2019, 11:31:16
Opinion


EL SIGNO DE LA CRUZ

Luis María ANSON


Libertad, libertad, libertad… El colegio que quiera el crucifijo en las aulas que lo instale y el que no lo quiera que lo retire. La fórmula no puede ser más sencilla. Los poderes públicos no deben imponer el crucifijo como hizo Franco ni deben retirarlo como pretende Zapatero. La decisión corresponde a la dirección de los colegios, de acuerdo con los padres de familia.

     El crucifijo no es sólo un símbolo religioso sino también cultural. Cualquier ciudad europea desde Londres a Moscú está cuajada de cruces que rematan iglesias, palacios, edificios privados y públicos. Es imposible circular por las calles de las ciudades europeas sin tropezarse con el signo de la cruz.

     ¿Qué pretende Zapatero? ¿Retirar de ambulancias y centros hospitalarios la cruz roja? ¿Suprimir el remate del escudo de España o de la Corona de la Monarquía parlamentaria refrendada por el pueblo español en 1978? ¿A qué aspira? ¿A cancelar las procesiones de Semana Santa con su lluvia de cruces anegando las calles de todas las ciudades españolas? ¿Qué se propone hacer? ¿Desmochar castillos, palacios, monasterios, asilos, templos? ¿Destrozar la cruz de Covadonga, hacer añicos la selva de cruces de los cementerios, transformar la mayor parte de las condecoraciones que se conceden en España?

     Tras la reivindicación de los moriscos y la retirada de los crucifijos, el presidente circunflejo la puede emprender contra la atrocidad de que Túbal y Tarsis fueran de derechas, de que los cristianos derrotaran a los moros en las Navas de Tolosa, de que los Reyes Isabel y Fernando se complacieran en llamarse católicos o de que las cúpulas del monasterio del Escorial estén rematadas por cruces que perfeccionan el granito.

     ¡Cuánta insensatez, qué pérdida de tiempo, qué acomplejado aldeanismo! Dediquémonos a tratar los asuntos que nos agobian y dejemos en paz los símbolos, religiosos en este caso para unos y culturales para todos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es