18 de agosto de 2019, 1:12:47
Mundo

en los alrededores del bella center


Más de 200 detenidos en otra jornada de tensión en Copenhague


La Policía danesa detuvo este miércoles a 230 personas mientras intentaba contener a los cientos de manifestantes que protestan junto al Bella Centre de Copenhague, donde se celebra la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, utilizando perros, porras y spray de pimienta.


Los manifestantes destruyeron una parte de las barricadas colocadas por la Policía y algunos atravesaron el cordón exterior de seguridad durante uno o dos minutos, hasta que los agentes los descubrieron, según aseguraron varios testigos y un portavoz policial.

Además, un manifestante se subió a una furgoneta policial, tras lo cual un agente le obligó a bajar tras golpearle dos veces con una porra, y la Policía acorraló a algunos manifestantes en una pasarela del centro de conferencias, donde un hombe gritó: "Os dijimos que íbamos a ser pacñificos y vosotros reaccionasteis con violencia. Deberíais avergonzaros".

Peter Nielsen, portavoz de Climate Justice Action (Acción para la Justicia Climática), el grupo que había organizado la protesta, había dicho a la cadena danesa TV2: "Sobrepasaremos el cordón policial para poder celebrar una asamblea popular y discutir con los delegados de la cumbre".

"La Policía lleva toda la semana intentando interponerse en nuestro camino (...). Se trata de resolver un problema mundial y no contendremos a la gente", añadió. Climate Justice Action preveía la participación de 1.000 personas en la marcha.

Las calles que rodean el Bella Centre estaban cortadas y la parada de metro más cercana había sido cerrada. Para incrementar la seguridad, un helicóptero sobrevolaba la zona y varios policías se dedicaron a inspeccionar las pertenencias de algunas de las personas que se acercaban al lugar.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es