23 de octubre de 2019, 3:00:58
Sociedad

El 78.294 y el 53.152


Madrid acapara "el Gordo", el segundo y parte del tercer premio


La Comunidad de Madrid se ha quedado este año con la suerte del Sorteo de Navidad de Lotería Nacional al repartirse los 3 millones de euros a la serie del 78.294 del 'Gordo', vendido íntegramente en la calle Bravo Murillo. Pero también el millón de euros correspondiente del Segundo premio, que ha caído en Getafe. Además, una parte del tercero se ha vendido en la castiza administración de Doña Manolita. Vea aquí las imágenes del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. Consulte aquí la lista oficial de premios.


Un año más se ha cumplido en el salón del Palacio de Loterías el rito navideño del Sorteo Extraordinario que, en esta ocasión, ha estado marcado por una crisis económica que hacía de ésta una buena oportunidad para conseguir “algún dinerillo extra con que afrontarla”.

El Gordo se ha hecho esperar y a las 11:38 de la mañana, Alicia Rodríguez Martínez y Yahaira Gonzaga Pineda cantaban el 78.294 y repartían tres millones de euros para alegría de una sala que rompió en aplausos. Más si cabe cuando en la pantalla aparecía que se había vendido íntegramente en Madrid, concretamente en la calle Bravo Murillo. Poco después, la misma pareja de niñas cantaban el segundo premio valorado en un millón de euros. El 53.152 se vendió en el municipio de Getafe.

Antes, Brandon Cabrera Martínez, el chico que cantó el Gordo el año pasado daba la primera alegría del sorteo y también cantaba un tercer premio y varios quintos. El 10.104 levantaba a la sala y al reconocer a su cantor empezó a gritar “otro, otro”.



El primero en salir fue el 29.013, uno de los cuartos, dotado con 200.000 euros a la serie y que se ha vendido en Barcelona, Madrid y Valencia. El primero de los quintos premios, de 50.000 euros se lo ha llevado el número 77.607 que se ha vendido íntegramente en la localidad ilerdense de Sort.

Lugares donde se han vendido todos los premios:

Primero 78.294 vendido en la calle Bravo Murillo de Madrid.
Segundo 53.152 vendido en Getafe (Madrid).
Tercero 10.104 vendido entre Barcelona y Torrelavega.
Cuarto 29.013 vendido en la calle Sierra del Cadí de Madrid.
Cuarto 69.393 vendido íntegramente en la administración número 6 de Reus (Tarragona).
Quinto 77.607 vendido íntegramente en la localidad ilerdense de Sort.
Quinto 43.802 vendido entre Jaén y Torredonjimeno.
Quinto 51.972 vendido íntegramente en la administración número 10 de Getafe (Madrid).
Quinto 49.271 vendido en Valencia, Madrid, Barcelona, Tenerife, Baleares, Alicante, Vizcaya, Málaga, Cantabria, Sevilla, A Coruña, Pontevedra, Toledo, Ciudad Real, Asturias, Badajoz y Cádiz.
Quinto 57.580 vendido en Petrel (Alicante), Barcelona, Sagunto (Valencia) y Zaragoza.
Quinto 31.821 vendido en Badajoz, Barcelona, Vitoria (Álava), Salamanca, Avilés (Asturias), San Miguel Dueñas-Congosto (León), Madrid, Alcalá de Henares (Madrid), Santa María de Cayón (Cantabria) y Herrera (Sevilla).
Quinto 06.679 vendido en Barcelona, Madrid, Mota del Cuervo (Cuenca), Soria, Aldaya (Valencia), La Roca del Vallés (Barcelona), San Sebastián, Huesca, Lugo y Móstoles (Madrid).
Quinto 34.030 vendido en tres administraciones de Madrid, San Sebastián, Boñar (León), Manises (Valencia) y Soria.

Y mientras sonaban los números, los familiares de los niños del Colegio de San Ildefonso eran un manojo de nervios en la esperanza de que sus pequeños lo hicieran bien y si podía ser, que cantara “algún premio gordo”. Igualmente, Jorge y Cristina tenían a su padre presidiendo una de las mesas y también pedían que no pasara nada raro: “Lo peor que puede pasar es que se caiga una bola”, explicaba Cristina sensiblemente preocupada.

La alegría de uno de los agraciados en la administración de Loterias de Bravo Murillo. Foto: Alberto LópezSorteo marcado por la crisis
La crisis ha marcado un sorteo que ha levantado mucha expectación, como demuestran los más de 600 periodistas y técnicos acreditados para cubrir un evento en el que casi no dejaban espacio para un público que, en algún caso, llevaban esperando desde las 21:00 horas del lunes.

Mucha ilusión “por coger un pellizquito”, como señalaba uno de los presentes en la sala del sorteo, que ha llevado a miles de españoles a estar pendientes de los medios de comunicación ante la “esperanza” de que les permita “llevar la crisis un poco mejor”.

Pedro Peinado, jubilado, contaba que cada año juega menos porque “la economía no da para muchas alegrías”. Aun así, explica que se ha gastado más de 500 euros y eso que “esta es la peor lotería que hay, porque está mal repartida. Al que le toca el Gordo, le toca bien, pero a los demás muy poco”.

Todos en la sala confesaban que este año les venía mejor que nunca "un pellizquito", porque muchos se encontraban en paro. Iván, de la localidad madrileña de Pinto explicaba que ha podido ir a la sala porque está en paro y espera que los 60 euros que ha invertido en tres décimos le permitan que 2010 empiece mejor de como está terminando este 2009.
Ambiente de la Administración de Loterias de Bravo Murillo en Madrid. Foto: ALBERTO LÓPEZ
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es