9 de diciembre de 2019, 1:50:03
Economía

programados nuevos vuelos para las próximas 24 horas


Medio centenar de viajeros de Air Comet pasa la Nochebuena en el aeropuerto


Los vuelos de última hora organizados por el Ministerio de Fomento y la celebración de la Nochebuena en el aeropuerto de Barajas por afectados por el cierre de Air Comet, forman la escena navideña de un episodio empresarial que ya acumula la primera denuncia internacional.


El cierre de Air Comet por orden de un juzgado británico ha vivido las horas previas a la Navidad con los primeros resultados del complejo dispositivo organizado por Fomento, que ya ha logrado que más de un millar de viajeros hayan viajado o lo estén haciendo a sus puntos de destino.

Medio centenar de pasajeros afectados ha pasado la Nochebuena en el aeropuerto de Madrid-Barajas "sin muchas ganas de fiestas", pero con la esperanza de tener asiento en el avión que mañana viernes sale hacia Quito o el sábado hacia Lima. Algunos han declinado la oferta de hotel que se les ha brindado y prefieren dormir en el aeropuerto, por miedo a perder un avión en el que todavía no saben si tienen plaza.

La Delegación del Gobierno de Madrid ha puesto en marcha un operativo de emergencia y ayuda urgente para los pasajeros afectados por el cierre de Air Comet, en el marco del cual se han dispensado hasta el momento, más 3.300 sandwiches y bocadillos, 3.000 botellas de agua, 1.700 cafés y 1.700 raciones de leche. El operativo atiende a las personas más vulnerables afectadas por el cierre de la compañía aérea Air Comet.

Así, el lunes, día 21, fueron alojadas 60 personas en distintos hoteles de la Comunidad de Madrid, el martes, 324 personas, el miércoles, 139 personas, y el jueves, 150 personas. Hoy, día 25, se han facilitado 150 desayunos, tipo "pic-nic", a los pasajeros que embarcaban esta pasada madrugada con destino a Ecuador.

La práctica totalidad de los ecuatorianos que tenían billetes de salida a Quito con Air Comet en estas fechas navideñas han recibido ya sus tarjetas de embarque para volar este viernes hacia su país desde el aeropuerto de Madrid-Barajas, donde son los argentinos los que protagonizan las protestas contra la compañía aérea. El vuelo procedente de Bogotá, que debía traer esta mañana a los pasajeros atrapados en Colombia, ha sido cancelado, según fuentes de Iberia en el aeropuerto, y el que regresa de Buenos Aires, también fletado por Fomento, tenía su hora estimada de llegada a las 10:40 horas.

La otra cara de la moneda la presentan este viernes un grupo de viajeros argentinos que no han encontrado respuesta ni solución a su caso, y han comenzado a golpear los carteles de Air Comet que están colgados en los balcones de facturación, para hacer visible su enfado.

La secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, desveló este jueves cronológicamente algunos datos del episodio de cierre de la aerolínea de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, que ha recibido el apoyo de las patronales de Aragón y Madrid. Gutiérrez señaló que Fomento se va a personar como parte afectada en el concurso de acreedores que presente la aerolínea para que le sean pagados todos los gastos derivados de la operación que ha tenido que montar con urgencia para atender a los pasajeros varados por el cierre de la aerolínea, estimado ayer en más de 6,3 millones de euros.

La funcionaria indicó que el 4 de diciembre, ante el anuncio de un posible comprador, se llamó a ambas partes, que anunciaron que tenían firmada una carta de intenciones que se haría efectiva el 22 de febrero de 2010. Agregó que Fomento negoció el día 21 con el banco alemán acreedor Nord Bank para que la aerolínea pudiese operar hasta el 10 de enero y llevar a cabo un cierre ordenado de la misma, lo que fue aceptado por la entidad financiera, que no autorizó a vender más billetes. Esta solución, según Gutiérrez, le fue comunicada a la compañía, que contestó que no podía operar porque no tenía dinero para el combustible, por lo que debía cancelar sus operaciones.

Ante ello, el pasado martes, Fomento comunicó a Air Comet que quedaba suspendida la licencia de vuelo y anunciaba un expediente sancionador que puede alcanzar los 4,5 millones de euros por incumplir sus obligaciones con los pasajeros.

Air Comet ha asegurado, en un comunicado en respuesta a Gutiérrez, que no hubo posibilidad de un cierre ordenado de la compañía, porque la "sentencia era de ejecución inmediata y de obligado cumplimiento, sin dejar margen a ningún aplazamiento, como aseguraron tanto la asesoría jurídica propia como la Abogacía del Estado consultada al efecto". Para un posible cierre ordenado hasta el día 5 de enero, "y no del 10, como se señala en la información oficial, se exigía el pago inmediato de 25 millones de dólares, deuda más costas, cuando se sabía que la Compañía no tenía ese dinero", añade el comunicado.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es