5 de agosto de 2021, 19:48:50
Mundo

EL imparcial entrevista a la embajadora de Bosnia-Herzegovina, Zeljana Zovko


"Entiendo que España tenga problemas presupuestarios pero la misión de Bosnia es importante"


Este no ha sido un buen año para Bosnia. La OTAN y la Unión Europea han considerado que el país no cumple los requisitos para su adhesión y, por otra parte, la ministra de Defensa, Carme Chacón, abogó por reducir el número de efectivos españoles en el país. En una entrevista para EL IMPARCIAL, la embajadora en España, Zeljana Zovko, se muestra decepcionada y afirma que ellos "han cumplido" con compromisos.


Recientemente la ministra de Defensa Carme Chacón visitó su país y abogó por reducir en un 90 por ciento el número de soldados españoles en Bosnia pues considera que estamos “ante el fin de la operación militar”, la misión en el exterior más antigua en la que participan nuestras Fuerzas Armadas ¿Está Bosnia preparada para decir adiós a las tropas españolas que llevan en su país más de17 años?

No necesitaremos las tropas internacionales cuando formemos parte de la OTAN. El problema es que, a pesar de estar preparados, en su última cumbre, la Organización Atlántica nos envió un mensaje negativo al considerar que no cumplimos las condiciones para poder ingresar. En esto, España está con nosotros y defiende que reunimos todos los requisitos. Pero todos los mensajes tienen que estar armonizados porque no se puede decir de repente “vamos a retirar las tropas y cambiar su misión” al tiempo que se niega la adhesión a la OTAN por considerar deficiente la situación política y de seguridad y defensa del país.

Los mensajes tienen que estar coordinados: si nosotros avanzamos, vosotros podéis cambiar la misión.

Entonces, ¿cómo interpretan ustedes este anuncio de la ministra de Defensa?
Entiendo perfectamente que España tenga problemas presupuestarios y de personal pero la misión de Bosnia-Herzegovina es muy importante para España, en concreto para las tropas. El orgullo de los soldados españoles tiene que quedar bien alto con un final de misión correcto y bien cerrado.

¿Consideraría Bosnia esta reducción de efectivos un abandono por parte de España?
No, pero creo que la misión debe concluir con un acuerdo de las partes con condiciones aceptables por ambos.

Háblenos de cómo son percibidos en su país los militares españoles.
Yo soy de Móstar. Imagínese usted el cariño y la admiración que tienen mis compatriotas hacia los soldados españoles que han querido que la plaza más importante de la ciudad lleve el nombre de la plaza de España. Su monumento principal homenajea a los 24 soldados españoles muertos durante el conflicto. Para nosotros es muy emocionante y triste porque, gracias a los soldados españoles que llevaron la paz a nuestra tierra, estaremos siempre unidos a España. Se ha forjado una cadena que no se romperá nunca.

A los soldados españoles se les conoce por su inmenso corazón pues, incluso, han actuado contra sus propias órdenes y han ofrecido su propia comida para ayudar a nuestro pueblo. No hacían distinción entre ellos y nosotros. Compartimos el mismo espíritu mediterráneo y, lo cierto, es que los españoles nos comprendían mejor que otros tal vez porque poseen una historia muy parecida a la nuestra.

Si España ha hecho algo bueno en el mundo y por lo que tiene que sentirse orgullosa es en Bosnia Herzegovina. Pero la misión en el país debe concluir como es debido para mantener la honra de los soldados que han estado allí, que han muerto en mi país y de las familias que a lo largo de los últimos años han acogido en España a nuestros niños.


PIE DE FOTOHa mencionado usted la Plaza de España de Mostar, un proyecto todavía sin concluir.
Efectivamente. Después de conseguir como embajadora ante la UNESCO que el puente de Mostar sea considerado bien de patrimonio de la Humanidad, quiero, personalmente, que la Plaza de España de Móstar sea el mejor recuerdo para las tropas y para España. Estamos trabajando en este proyecto juntos y considero fundamental que antes de la retirada de las tropas españolas estén terminadas las obras de la Plaza de España, un proyecto compartido entre el Ayuntamiento de Móstar y el Ministerio de Defensa porque los soldados españoles se merecen el mejor recuerdo en Bosnia.

¿Qué valoración le merece la ministra Chacón?
Carme Chacón tiene sensibilidad para comprender la situación y las necesidades de Bosnia y Herzegovina. Me fío de ella y creo que va a cumplir la misión que se le ha encomendado y hará lo mejor para Bosnia-Herzegovina. Es una mujer inteligente que entiende muy bien todas nuestra reclamaciones.

En cuanto a la OTAN y a la Unión Europea, ¿cómo han encajado ustedes la negativa de adhesión de la OTAN y el último Informe de Ampliación de la Comisión Europea que urge a su país a acelerar su reformas esenciales si quiere cumplir los requisitos de adhesión europeos pues considera que durante el último año su país progresado de forma escasa e incluso el clima político se ha deteriorado?

Nosotros hemos cumplido nuestros compromisos. Han pasado ya 14 años desde que el presidente serbio Slobodan Miloševi?, el croata Franjo Tudjman, el bosnio Alija Izetbegovic firmaran los acuerdos de Dayton y aceptaran la supervisión por parte de la OTAN de los cambios políticos, económicos y sociales de Bosnia-Herzegovina con el fin de adherirnos a la Unión Europea y la OTAN. Desde entonces, hemos trabajado para conseguir este objetivo. En todo este tiempo, no ha habido ningún conflicto y ningún accidente con los soldados de la OTAN. Nosotros cumplimos y, por eso, ahora queremos tener el reconocimiento de la Unión Europea y de la OTAN.

Esto es como en la escuela: si cumples los objetivos, obtienes un certificado y, si el instructor se marcha sin darte el certificado, puede considerarse como un abandono.

Considero, por otra parte, superficial echar la culpa sólo a los políticos porque, en los últimos 14 años, hemos transformado el país y no hemos tenido ningún accidente. A mi parecer, Bosnia es el país que mejor ha progresado en el mundo tras padecer la guerra. Tuvimos un millón de refugiados, 100.000 muertos, 400.000 personas armadas. Y ahora, quien porta las armas son los 10.000 soldados profesionales que integran nuestras Fuerzas Armadas, y que incluso se han implicado en misiones de paz en el extranjero como la de Afganistán o Iraq. No se puede decir por lo tanto que no hemos cambiado.

PIE DE FOTO¿Consideran ustedes los organismos internacionales excesivamente exigentes por no decir injustos?
No diría que sean injustos pero, desde 1999, durante la conferencia Stability Pact for South East Europe que se desarrolló en Sarajevo, el mundo ofreció a la región un futuro mejor, sin conflictos, y nos prometieron la adhesión a la Unión Europea si Bosnia, Serbia, Macedonia, Croacia, Eslovenia y Albania cumplíamos todas las condiciones. Desde ese momento nuestra política exterior ha estado orientada a alcanzar este objetivo y juntos hemos apostado con fuerza por transformar el país y ser aceptados algún día en la Unión. Teníamos una esperanza y por esa esperanza hemos reducido el número de soldados, hemos transformado el Ministerio de Defensa, hemos cambiado el sistema fiscal y hemos armonizado nuestras instituciones.

Y cada vez que la UE que nos ofrecía una nueva vía, conseguíamos progresar. Y al contrario, cuando la Unión se cerraba a nosotros, nuestra situación interior empeoraba.

Para nosotros, la Unión Europea no significa un cambio económico. No representa un paraíso sino una garantía de paz en un espacio donde no encontremos fronteras con nuestros hermanos. Si nuestro país, el puente de la región balcánica, no avanza, cómo cree la Unión que la región va a prosperar.

¿Ha decaído entonces el estado anímico de aquellos que luchan por la adhesión?
Absolutamente. Y en contrapartida, este informe de la Comisión ha provocado el fortalecimiento de los euroescépticos más cerrados pues tienen ahora un nuevo argumento para convencer al pueblo: la idea de que Europa nos abandona.

¿Qué esperan ustedes de España ahora que asume la Presidencia de la Unión Europea?
Bosnia espera muchísimo de España. En concreto, espera que nos defienda ante las instituciones comunitarias para alcanzar el cambio de imagen que buscamos para conseguir que la Unión acepte nuestra adhesión. España tiene la mejor posición para escuchar nuestras propuestas y tenemos la certeza de que va a hacer mucho por nosotros. Queremos que sea nuestro mentor de cara a la Unión Europea.

Tengo entendido que el interés en Bosnia por nuestra cultura y lengua aumenta día a día.
Efectivamente. El contacto permanente con el pueblo por parte de las tropas españolas ha influido mucho al igual que la difusión realizada por la embajada a través de un intenso programa cultural. El cine español gusta mucho y, sobre todo, las telenovelas, que son incluso más populares que las americanas. Además, en un país obsesionado por el futbol como el mío, los futbolistas que están en clubes españoles como Ibrahimovic (futbolista sueco del Barcelona de ascendencia bosnia) también han hecho despertar un gran interés por España.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es