19 de enero de 2022, 0:17:41
Nacional

Chacón "quiere eludir los problemas"


Denuncian que la Ley de Derechos pretende acallar a los militares


La portavoz popular de Defensa en el Congreso, Beatriz Rodríguez Salmones, no descarta que detrás del anuncio de Carme Chacón de impulsar una Ley de Derechos y Deberes de los militares esté "la intención de silenciar los problemas surgido con la aplicación de la Ley de la Carrera Militar". Unos desagravios cuya reparación urge y "no puede esperar" a que se constituyan unos organismos cuya representatividad puede quedar en entredicho si no se regulan de forma conveniente. Por Blanca de Ugarte


Por todo lo alto, ante los Reyes, los Príncipes y todo la cúpula militar, la ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció este 6 enero, durante la conmemoración de la Pascua Militar en el Palacio Real, la intención del Gobierno de sacar adelante la reclamada Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas.

De esta manera el Gobierno cumplirá un compromiso electoral que ha tardado en hacer efectivo seis años. Después de que una sentencia de 2001 el Tribunal Constitucional reconociera el derecho de los militares a asociarse, el Ejecutivo pretende ahora sacar adelante la norma que concederá a estas asociaciones la condición de interlocutores como representantes oficiales de los profesionales de la Defensa.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, durante su intervención en la celebración solemne de la Pascua Militar, hoy en el Palacio Real, en la que están representadas las principales autoridades del Estado, los tres Ejércitos y la Guardia Civil. EFE/Manuel H. de León


Pero, como precisa a EL IMPARCIAL la portavoz popular de Defensa en el Congreso, la diputada Beatriz Rodríguez Salmones, “no se trata sólo de un compromiso electoral fijado por el Gobierno en 2004 sino también de una obligación legal”. Efectivamente, en el apartado IX de su Preámbulo, la Ley de la Carrera Militar (LCM) indica que ”la actualización del régimen del personal militar se completará por medio de una ley orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, en la que se regulará el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas, conforme a lo establecido en la Constitución y sus disposiciones de desarrollo y teniendo en cuenta las exigencias de la condición militar. En ella se incluirá, según las previsiones de la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, la creación del Observatorio de la vida militar. Con el objetivo de profundizar en la definición de los derechos y deberes de los militares y darles un tratamiento coherente, queda reservada a esa ley la regulación de los de carácter profesional y de protección social, así como los cauces de participación”.

Acata así la ministra una de las exigencias de una ley, la de la Carrera Militar, que se le ha atragantado porque, desde que comenzó a aplicarse, se han ido sucediendo todo tipo de desajustes, injusticias y agravios en los diferentes colectivos de los ejércitos.

Por eso, la diputada popular no entiende el porqué de tanto boato por parte de la ministra. A pesar de ello, indica Salmones, “estaremos por supuesto encantados de participar en la tramitación de una ley tan importante como esta. Hemos declarado ya nuestra voluntad de acuerdo con el Gobierno pero no entendemos por qué la ministra ha querido presentar este asunto como un debate atípico y extraordinario pues, como toda ley, se planteará de forma profunda y rigurosa siguiendo la lógica de la vía parlamentaria”.

Una necesidad urgente
El PP, ha declarado Rodríguez Salmones, defenderá “más que nunca el dar cauce a las reivindicaciones de los militares” ya que se trata de una “necesidad apremiante” a raíz de las demandas, reclamaciones y recursos interpuestos al detectarse los agravios de la LCM que han llevado incluso a los militares a manifestarse en una concentración históricca. Pero, advierte ya la diputada, “en ningún caso esto puede silenciar los problemas de la Ley de la Carrera”.

Precisamente Rodríguez Salmones sospecha que la anunciada Ley de Derechos y Deberes de los Militares pueda ser utilizada por la propia Chacón para tapar los graves conflictos provocados por la de la Carrera Militar. “No descarto –afirma a este periódico- que con este anuncio la ministra tenga la intención de silenciar los problemas de la LCM”.

Unas intenciones poco acertadas, según la diputada, pues urge solucionar estos conflictos que “no pueden esperar. Los desajustes de la ley tienen que ser reparados ya tal y como hemos pedido en numerosas ocasiones en el Congreso”.

Una representatividad… ¿de pacotilla?
No se puede esperar, prosigue, a la constitución de los organismos indicados por la ministra que darán cauce a la participación de los militares: el Consejo de Personal único y el Observatorio de la Vida Militar. Estos dos órganos serán la espina dorsal de la nueva ley de derechos y libertades. Se augura una regulación polémica pues, según algunas informaciones, el Ministerio pretende que los militares que formen este Consejo de Personal no estén en activo por temor a liberados sindicales dentro de los cuarteles.

A este respecto, Rodríguez Salmones, advierte de momento y sin conocer el texto, “que no se puede desvirtuar la representatividad” porque si el Consejo de Personal está formado sólo por personal en la reserva “no será representativo”. Lo califica la diputada como ”un consejo de sabios” que ofrecerá “un circo de representatividad” y “eso es lo que hay que evitar” porque de esta manera la ley no servirá de nada.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.elimparcial.es