24 de noviembre de 2020, 2:38:40
América

Mientras la región se desenamora de Obama


Cristina Fernández, la mandataria más "impopular" de América


El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, es el mandatario con más apoyo popular de todo el continente americano con un 91 por ciento de aprobación frente al escaso procentaje que aglutina sdu homóloga Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, con un 19 por ciento de apoyo de sus conciudadanos, según recoge el último informe elaborado por la consultora Mitofsky y publicado este lunes.


El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, es el mandatario con más apoyo popular de todo el continente americano con un 91 por ciento de aprobación frente al escaso procentaje que aglutina su homóloga Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, con un 19 por ciento de apoyo de sus conciudadanos, según recoge el último informe elaborado por la consultora Mitofsky y publicado este lunes.

Dos meses después de su toma de posesión, el mandatario panameño recibe un fuerte respaldo de su población. El 91 por ciento de los encuestados aprueba la gestión de su presidente, convirtiéndsole en el mejor valorado de toda la región.

En segunda posición se sitúa el mandatario de El Salvador, Mauricio Funes, que cumplidos sus primeros 100 días de Gobierno obtiene el apoyo del 88 por ciento de los encuestados, cuatro puntos por encima del respaldo que le otorgó la población nada más llegar al poder.

En la misma senda se encuentra el diriginte brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, cuyas gestiones en materia económica y en política internacional le han valido el aplauso de su población con un respaldo del 83 por ciento, dos puntos por encima de la valoración registrada en septiembre.

En cuarto lugar se sitúa la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, con un 81 por ciento de apoyo popular a pocos días de que tenga que abandonar el Gobierno, tras la celebración de la segunda vuelta de las elecciones chilenas en la que el conservador Sebastián Piñera se alzó con la victoria este domingo.

APROBADOS

Con niveles menos sorprendentes, aunque por encima del aprobado, se encuentra el mandatario colombiano, Álvaro Uribe, quien obtiene un 64 por ciento tras nueve años en el poder marcados por la acción del Gobierno contra las Fuerzas Revolucionarias Militares de Colombia (FARC) y grupos paramilitares.

El sexto peldaño lo ocupa el uruguayo, Tabaré Vázquez, que en apenas un años ha incrementando en un 19 por ciento su popularidad hasta alcanzar el 61 por ciento de respaldo popular.

Casi con la misma cifra se encuentra el líder indígena, Evo Morales, que recibe el apoyo del 60 por ciento de la población nada más iniciar su segunda legislatura, en la que tendra que implementar el proyecto "plurinacional" recogido en la nueva Constitución del país.

El el límite del aprobado se sitúa el presidente de México, Felipe Calderón, que después de cumplir la mitad de los 6 años para los que fue electo y en medio de la crisis económica que afecta a este país, alcanza el 55 por ciento de popularidad, siete puntos menos que hace un año.

Por su parte, el paraguayo, Fernando Lugo, apenas obtiene el 50 por ciento de aprobación popular, en un año marcado por los escándalos de paternidad que amenazan la credibilidad del presidente y que podrían costarle un juicio político, impulsado por la oposición en el Congreso.

CRISIS DE POPULARIDAD

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pasa a formar parte del grupo de los peor valorados del continente con un 48 por ciento, muy por debajo del 60 por ciento de popularidad que obtenía nada más iniciar su mandato. Los retos internacionales como la misión en Afganistán o la polémica generada a nivel interno por su reforma sanitaria han sido los principales lastres para el repunte de Obama.

Por su parte, el mandatario de Guatemala, Álvaro Colom, arranca el año con un 46 por ciento de aprobación, por delante del 44 por ciento que los costarricenses otorgan a su presidente, Óscar Arias, valedor del premio Nobel de la Paz por su mediación en conflictos regionales.

El líder ecuatoriano, Rafael Correa, es el que más acusa la caída de su popularidad con un descenso del 29 por ciento que le otorga una aprobación del 42 por ciento, tras tres años de Gobierno. Por debajo de estas cifras se sitúa el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, con un 38 por ciento de popularidad.

En Canadá, Stephen Harper se ha mantenido con la aprobación de uno de cada tres ciudadanos de ese país, logrando ahora 32 por cienrto con niveles similares al peruano, Álan García, que obtiene un 29 por ciento de los apoyos.

La peor valorada de todo el continente es la mandatria argentina, Cristina Fernández de Kirchner que apenas alcanza un 19 por ciento del apoyo popular, afectada por los problemas con el sector agrícola y más recientemente por su enfrentamiento con el Banco Central del país por la utilización de sus fondos para el pago de la deuda correspondiente a 2010.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es