21 de mayo de 2019, 1:14:34
Gente y tendencias

modelos


Las más excéntricas de los premios Grammy


Muchas fueron las famosas que se dejaron ver, posaron y presumieron de cuerpo y modelito durante la 52 edición de la entrega de los premios Grammy. Tanto para el 'photocall' como durante el transcurso de la gala, pudimos ver a las 'celebrities' enfundadas en todos tipo de trajes.



La noche del domingo se celebró la 52 edición de la gala anual de los Grammy Awards 2010 en el Staples Center de Los Angeles. Por ahí pudimos ver desfilar no sólo a las dos grandes triunfadoras de la noche, Beyoncé y Taylor Swift, sino también a numerosas 'celebrities' que sacaron de su armario modelitos de todo tipo: desde la siempre excéntrica Lady Gaga hasta una Fergie vestida de pies a cabeza de cuero al más puro estilo 'sado'.

Una de las famosas que consiguió no defraudar a sus fans y seguir sorprendiendo con sus excéntricos looks fue la intérprete de Bad Romance, Lady Gaga. La oxigenada cantante, que esta vez apostó pos una peluca de mechas amarillas, apostó por el italiano Giorgio Armani para su aparición, no sólo sobre la alfombra roja, sino también sobre el escenario.



Levantando tanta expectación como de costumbre, Lady Gaga hizo su aparición con una diseño de la colección Armani Privé primavera-verano 2010 especialmente creado para ella. Un vestido inspirando en el espacio y en el sistema solar, combinado con unas plataformas de infarto cubiertas de piedras de Swarovski.

Si bien es cierto que la artista volvió a sacar a relucir su lado más hortera y excéntrico, lo cierto es que no nos imaginaríamos una entrega de premios de esta clase sin la presencia de Lady Gaga. No se nos ocurre nadie mejor que ella para lucir estos estrambóticos looks sin complejo alguno.

Más discretas que Lady Gaga posaron para el 'photocall' las dos grandes triunfadoras de la noche. Mientras Beyoncé se decantaba por un diseño 'nude' de Stephane Rowland de cola de sirena para la temporada de invierno de 2009, Taylor Swift optaba por un 'gown' muy glamouroso en azul brillante de KaufmanFranco que, pese a sentarle como una guante, lo cierto es que le sumaba años.

De largo y muy discreta para lo que nos tiene acostumbrados apareció también Rihanna luciendo un espectacular diseño de Alta Costura de Elie Saab con detalles de plumas para la temporada de invierno de 2009, así como Jennifer López, muy guapa con un diseño asimétrico de Versace primavera-verano 2010, y Katy Perry.

Katy, con un look muy discreto en comparación con los que solíamos verla sobre las alfombras rojas, llamó la atención por su vestido de Zac Posen en oro con detalles de flores. Lejos de esos vestido de chica 'pin up' que lucía cuando saltó a la fama con su temazo I kissed a girl, Perry prefirió presumir de figura y curvas y resaltar su lado más sexy.

Sin embargo, también fueron muchas las que quisieron presumir de piernas y se decantaron por los minivestidos para lucir durante la entrega de premios. Una de ellas fue la cantante de los Black Eyed Peas, Fergie. Mientras que para la alfombra roja acertó con un vestido de la colección primavera-verano 2010 para Emilio Pucci en tonos azules con un espectacular 'clutch' dorado, en su posterior actuación asustó a más de uno.

Otra que también apostó por este diseñador fue la 'top model' alemana Heidi Klum, esta vez en tonos 'nude' y con un generoso escote. Mientras, Miley Cyrus, muy amiga de las minifaldas, optó por un vestido de Max Azria para Hervé Léger con sandalias negras de estilo gladiador.

Sobre el escenario


Mientras que sobre la alfombra roja pudimos ver la versión discreta de nuestras 'celebrities', fue sobre el escenario donde pudimos ver los looks más extravagantes y escandalosos de la noche. Para sus actuaciones las artistas tiraron la casa por la ventana y se soltaron la melena, eligiendo unos diseños, en muchos casos, poco acertados y favorecedores. Lady Gaga, Beyoncé, Pink o Fergie fueron algunas de las que cambiaron su estilismo para subirse al escenario.

Beyoncé, la vencedora absoluta de la entrega de premios, se enfundó un nada discreto vestido de cuero negro de Versace Atelier, combinado con unas sandalias negras de tachuelas para entonar su popular tema If I were a boy. Otra que no escatimó en cambios de look fue Lady Gaga. La rubia se subió al escenario con Elton John vestida con otro de los diseños que Armani creó especialmente para ella. Cual mariposa, la artista se enfundó un 'body' verde cubierto por completo con piedras y amplias hombreras que simulaban las alas.

Pink fue otra de las que sacó del armario uno de los diseños más horteras de la noche. Con un body de pies a cabeza que parecía una segunda piel, la nominada a dos grammys ofreció un auténtico espectáculo de acrobacias. Sin embargo, la que se llevó la palma, y la que podría haber sido nombrada la peor vestida de la noche fue Fergie. Para su actuación de su exitoso tema I gotta feeling la mujer de Josh Duhammel se difrazó de 'Wonder Woman' vestida de pies a cabeza de cuero con un diseño que bien podría haber sacado de su armario la mismísima Lady Gaga.

Con su futurístico diseño de B. Ackerlund, las muñequeras y la cinta en la cabeza, a la cantante de los Black Eyed Peas sólo le hacía falta un látigo para completar un look total 'sado'. Sin embargo, otra 'celebrity' quiso pelearse con ella por el primer puesto a la peor vestida de la noche. Britney Spears, que fue acompañada de su novio, apareció en la gala con nuevo color de pelo y enseñando mucha carne con un diseño de Dolce&Gabbana que dejaba poco lugar a la imaginación.

Con body cubierto por una malla transparente, la artista consiguió lo que se había propuesto: no pasar desapercibida, pero no precisamente por su acertada elección.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es