14 de noviembre de 2019, 7:31:17
Economía

"Fuerte desacuerdo" entre sindicatos y Gobierno sobre las pensiones


Zapatero quiere abaratar el despido en su propuesta de reforma laboral



El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que la propuesta del Gobierno de reforma laboral ni rompe el equilibrio entre empresarios y sindicatos, ni supone la pérdida de derechos para los trabajadores. Zapatero lo aseguró así en rueda de prensa, tras explicar en La Moncloa los detalles de la reforma a los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, y a los presidentes de las patronales CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y CEPYME, Jesús Bárcenas. Afirmó que las reformas laborales son "auténticamente útiles si son acordadas" y que ese es el "espíritu y la línea" que marca el documento de propuesta de reforma aprobado por el Consejo de Ministros.

Rodríguez Zapatero aseguró que España está ya "en el umbral de recuperación" y apuntó que los datos publicados hoy por el Banco de España así lo confirman. Señaló que "más allá de las perturbaciones serias" en los mercados financieros", sobre todo las de ayer, "lo cierto es que la actividad sigue dando poco a poco señales de recuperación". Así, tras admitir que otras economías como las de la zona euro y Estados Unidos ya han comenzado a recuperarse, al registrar ya tasas de crecimiento, añadió que España está "en el umbral de esa recuperación".

Para el jefe del Ejecutivo, el boletín del Banco de España indica que "se ha seguido atenuando el ritmo de deterioro de los trimestres previos en materia de pérdida de puestos de trabajo y de crecimiento". En dicho boletín, el organismo supervisor señala que España no logró dejar la recesión en el cuarto trimestre de 2009, si bien atenuó su caída económica, que fue del 0,1% en términos trimestrales y del 3,1% interanual, mientras que en el conjunto del ejercicio retrocedió el 3,6%.

Dijo que la reforma que plantea el Gobierno del mercado laboral está "centrada" en mejorar el uso del contrato de fomento del empleo estable (que contempla una indemnización por despido de 33 días, frente a los 45 de un indefinido ordinario). Eludió dar más detalles de por dónde irán las modificaciones del contrato de fomento estable, que se utiliza para convertir en indefinidos a los desempleados de 16 a 30 años, a las mujeres en sectores con poco empleo femenino, a los mayores de 45 años y a los parados que lleven al menos 6 meses inscritos en el INEM como demandantes de empleo.

Cuando este contrato se extingue por causas objetivas y el despido es declarado improcedente la cuantía de la indemnización es de 33 días por año trabajado, hasta un máximo de 24 meses. A pesar de las reiteradas preguntas para que concretara a qué otros colectivos se extenderá dicho contrato, sostuvo que los detalles se irán conociendo según avance la negociación.

"No debo anticipar la propuesta concreta, pero la hay y vamos a trabajar con la cautela necesaria", precisó Zapatero, quien añadió que permitirá a los empresarios no aumentar sus costes por contratar de forma indefinida y que, al mismo tiempo, permanezcan los derechos de los trabajadores, algo que es "posible", puntualizó. Por ello, hizo hincapié en que "hay que utilizar todo el potencial" del contrato de fomento del empleo estable y expresó su esperanza de que, en un tiempo "razonable", haya resultados.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es