15 de diciembre de 2019, 2:18:05
Mundo

Encuentro informal Marruecos-Polisario


Marruecos y el Polisario retoman el diálogo


El gobierno marroquí y el Frente Polisario inician este miércoles una ronda de contactos en Armonk, cerca de Nueva York. Saharauis y marroquíes mantienen posiciones extremas irreconciliables en el conflicto del Sahara Occidental.


La nueva ronda informal de conversaciones entre el gobierno marroquí y el Frente Polisario que se inicia este miércoles en Armonk, cerca de Nueva York, es una nueva constatación del poco interés que las dos partes en el conflicto del Sahara Occidental tienen para alcanzar una solución.

Saharauis y marroquíes mantienen posiciones extremas irreconciliables. Las negociaciones están estancadas. El encuentro informal busca sólo contentar al Secretario General de la ONU, y ocultar ante la Unión Europea el fracaso de las negociaciones políticas. Al Polisario le preocupa ser tachado de obstrucionista, y al régimen de Mohamed VI de no acatar las resoluciones internacionales justo cuando debe firmar este año un “estatuto avanzado” con la Unión Europea con muchas ventajas y pocas exigencias.

Mientras los delegados se reunirán bajo el paraguas de la ONU, tanto en Tinduf como en El Aaiún, crece el descontento entre los saharauis y se manifiestan grupos de ciudadanos que exigen solución al calvario de 35 años de un conflicto que ha desgarrado la sociedad, dividido a las familias y ocasionado miles de muertos y desaparecidos.

La organización saharahui crítica con la dirección del Polisario, Jat Achahid, en un comunicado fechado el 5 de febrero en los campamentos de refugiados de Tinduf, da cuenta de que “un grupo de conciudadanos saharauis de distintas categorías organizó un sit-in frente al Palacio de Mohamed Abdelaziz en Rabuni, conocido como sede de la Secretaria General , para reivindicar sus derechos expoliados por los dirigentes”. Según el comunicado, los manifestantes “reclaman justicia, democracia, respeto de los derechos humanos en los campamentos y el fin de su sufrimiento causado por esa dirección que se lucra de la situación infrahumana de la población que lleva viviendo en tiendas de campaña más de 30 años”. Abriha Uld Aljair Uld Mustafa, uno de los héroes de “la guerra de liberación” lidera a los manifestantes.

El Frente Polisario guarda silencio sobre la protesta. Sin embargo, pide a las Naciones Unidas que se dote a la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental) “de prerrogativas de protección de los derechos humanos”, pero para ejercerlas en “la parte ocupada por Marruecos desde 1975”, y no en los campamentos de refugiados. El Polisario denuncia “la represión y las graves violaciones de los derechos humanos” que llevan a cabo las autoridades de Rabat en el territorio.

El delegado saharaui ante las Naciones Unidas, Mohamed Jaddad, afirma por su parte que aprovechará la reunión informal para pedir “la liberación de los militantes saharauis encarcelados en Marruecos”, y que la ONU asuma “la cuestión de los derechos humanos”.

Los siete presos saharauis que se encuentran en la cárcel de Salé han emitido un comunicado en el que denuncian las condiciones a las que se ven sometidos y exigen, entre otras cosas, de las Autoridades que les permitan agruparse, tener acceso a la prensa, y a los derechos correspondientes a su categoría de presos políticos. Al respecto han amenazado con una nueva huelga de hambre para protestar por la carta enviada por el Gobierno marroquí al Secretario general de la ONU en la que se niega que existan presos políticos en Marruecos.

Lo que está en juego pues es una ampliación de la función de la Minurso que no es bien vista por el gobierno marroquí. Jalid Naciri, ministro portavoz del gobierno alauita, ha dejado bien claro que Marruecos se opondrá a esta ampliación de prerrogativas.

Sin embargo en algunos medios políticos marroquíes se contempla la posibilidad de que “en caso de haber ampliación, tiene que extenderse también a los derechos políticos”, con lo cual el Frente Polisario en tanto que “partido único” quedaría mal parado. “Las elecciones legislativas en Marruecos y por lo tanto en el Sahara, son libres ; lo que no es el caso en Tinduf”, dicen.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es