22 de noviembre de 2019, 21:49:56
Deportes

bizkaia bilbao 62 caja laboral 75


El Caja Laboral se adjudica el derbi vasco y accede a semifinales de Copa


El Caja Laboral se ha convertido en el tercer semifinalista de la Copa del Rey de baloncesto tras superar en el derbi vasco de cuartos al Bilbao Basket (75-62), que apenas pudo plantar resistencia cuando el conjunto vitoriano se hizo con el mando del partido tras el paso por vestuarios.


Fernando San Emeterio y el Caja Laboral no han encontrado rival en el partido de cuartos de final de la Copa del Rey que les ha enfrentado hoy al Bizkaia Bilbao Basket en cuartos de final y en el que se han impuesto con más rotundidad en el juego que en el marcador 62-75.

El alero santanderino ha confirmado la gran temporada que está llevando a cabo conduciendo a su equipo a una de las victorias que mejor sabor le dejan con una actuación estelar, 23 puntos, 7 rebotes, 4 recuperaciones y 4 faltas recibidas para completar una valoración de 34.

San Emeterio pegó el primer arreón del partido y fue la clave del conjunto victoriano, pero contó con ayuda de sus compañeros cuando la necesitó, sobre todo de Mirza Teletovic (17 puntos), Pau Ribas (17 de valoración) y hasta de Stanko Barac (12 puntos), que tuvo que jugar casi tres cuartos de partido por la baja de Tiago Splitter.

No notaron los de Dusko Ivanovoc la baja de su jugador más importante, fundamentalmente por el flojo partidos de los locales, que estuvieron muy alejados de lo que habían sido en los cuatro últimos partidos, que contaba por victorias, incluido el aldabonazo en Vistalegre.

Dieron la cara, como siempre, Marko Banic y Javi Salgado, pero no tuvieron apenas ayuda. El base, además, no estuvo acertado en el tiro (2/7), lo que le afeó una estadística que fue más generosa con el pívot (22 puntos, 10/13 en lanzamientos de campo).

El Caja Laboral empezó arrollador de la mano de un San Emeterio casi infalible que anotó 10 de los primeros 15 puntos de su equipo y sumando 16 de los 26 de valoración con los que el conjunto vitoriano acabó el primer cuarto, más del doble que todo el Bizkaia (7).

De la mano del santanderino, el Baskonia gozó de ventajas claras en los primeros diez minutos (3-8, 6-17 y 9-20), que terminaron 11-20 reflejando claramente lo acertado que empezaron los locales y lo trabados de unos locales que tuvieron que recurrir rápido a su talismán de los últimos partidos, Salgado.

Le costó, no obstante, al capitán bilbaíno cambiar las cosas y no fue hasta que recibió la ayuda de Banic, su mejor compañero de viaje, cuando empezó a hacer carburar algo mejor a los suyos. Así, en el segundo cuarto empezó a conectar con el internacional croata, que sumó 13 puntos antes del descanso.

Bajó el pistón el Caja Laboral, al que dieron aire un triple de Ribas, un rebote ofensivo afortunado de Eliyahu y, sobre todo, un lanzamiento desde más allá de los 6,25 sobre la bocina de Teletovic que amplió al descanso a seis (31-37) los tres puntos a los que se había acercado el Bizkaia en un par de ocasiones (29-32 y 31-34).

Se recuperaron de Ivanovic al comienzo del tercer cuarto, que fue cuando enterraron toda posibilidad local de victoria. Un parcial de 0-11 se sumaba al triple anterior de Teletovic para pone un 31-48 en el electrónico imposible para los locales, que dieron un tremendo paso atrás en la mejoría de las últimas semanas.

El último cuarto no sirvió para nada más que para ahondar en la incapacidad local, a pesar del pequeño maquillaje que dio al marcador final.

Si San Emeterio fue el gran triunfador de la noche, con Alex Mumbrú, Axel Hervelle y hasta Jerome Moiso ocurrió todo lo contrario. Los 11 puntos anotados y 5 de valoración entre ambos dejaron clara la pobre aportación de los ex madridistas.

El Caja Laboral, en definitiva, se ha plantado en semifinales y en ellas espera al Real Madrid o al DKV Joventut, que juegan el segundo y último partido de la jornada, con la que se cierran los cuartos de final.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es