13 de junio de 2021, 15:31:37
Cultura

Cibeles Madrid Fashion Week


Juanjo Oliva apuesta por una mujer guerrera y muy sensual


Bajo el nombre de 'En Garde' ('En guardia'), Juanjo Oliva define con total exactitud el concepto trabajado para su nueva colección otoño invierno 2010/2011. El diseñador se inspira para esta nueva colección en la esgrima, arte de la defensa y deporte. Para ello, Oliva transforma la pasarela en una auténtica pista de esgrima donde las modelos se transforman en 'tiradoras'.


Bajo el nombre de 'En Garde' ('En guardia'), Juanjo Oliva define con total exactitud el concepto trabajado para su nueva colección otoño invierno 2010/2011. El diseñador se inspira para esta nueva colección en la esgrima, arte de la defensa y deporte. Para ello, Oliva transforma la pasarela en una auténtica pista de esgrima donde las modelos se transforman en 'tiradoras'.

Para su 'uniforme', Oliva ha apostado por los volúmenes muy estructurados, el detalle y la perfección en los pliegues con un look un tanto futurista, sin restar protagonismo a la silueta de la mujer.

De hecho, el diseñador apuesta por un resurgir de la figura de la mujer, enmarcándola y exaltando, ante todo, su cintura y sus piernas. La mujer de Juanjo Oliva defiende su forma de ser, de estar y de proyectarse en su entorno.

De patrón y corte disciplinado utiliza el uniforme de Oliva se tiñe de negro, color protagonista de su nueva colección. Además, combina a la perfección el raso y la seda -natural o salvaje- para crear este nuevo concepto de 'uniforme' para la mujer.

Para su segunda línea de ropa, más casual que la anterior, el diseñador deja aparcado el color negro para otorgar más importancia a otros como el verde caza, el beige y el coral, presente ante todo en amplias blusas de seda salvaje.

Como detalle, Oliva añade unos sencillos botones de color dorado para resaltar la cintura de los pantalones de talle alto, además de las hombreras en las blusas.

La elegancia sigue siendo el punto de partida para Juanjo Oliva en su tercera línea de ropa. El diseñador presentó una línea de varios vestidos largos con drapeados y recogidos muy similares, en los que únicamente se diferenciaba el escote.

Vestidos de corte imperio, de escote asimétrico o de escotes drapeados predominan en la noche de Oliva, despojando a la mujer de estructura y peso de su primer 'uniforme' para dar paso a lo suave y lo ligero.

Vestidos de raso y seda de líneas muy suaves y sencillas que enmarcan el pecho de la mujer, en tonalidades que van desde el rosa palo y el coral hasta colores más oscuros como el azul marino, el marrón hasta el negro.

En primera fila, y tomando buena nota de las propuestas del diseñador, la ministra de Economía y Hacienda Elena Salgado, Amelia Bono y las actrices Maria Botto y Lola Marceli, no quisieron perderse el desfile del diseñador madrileño.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es