5 de julio de 2020, 9:14:34
Nacional

comisión constitucional


De la Vega no concreta la reducción de personal en la Administración


La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que el grupo de trabajo que aplicará el plan de reordenación de recursos de la Administración ya está en marcha y que en la última semana de marzo se aprobará el decreto que creará el Observatorio del Empleo Público.


María Teresa Fernández de la Vega ha comparecido ante la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados. La también ministra de la Presidencia explicó que hay que seguir "racionalizando" las estructuras de la administración, lo que implica "lograr el ajuste entre su tamaño y los fines que persigue". Asimismo, supone adaptar su estructura y organización a las exigencias y necesidades actuales del servicio público.

Esto conlleva, precisó, la reducción de altos cargos de la Administración General del Estado y un programa de racionalización del Sector Público Empresarial, extremos que no detalló. De la Vega también anunció que el próximo 23 de marzo convocará la Mesa General de la Negociación de las Administraciones Públicas para acordar mejoras en materia de carrera profesional y sistema de retribuciones de los empleados públicos, así como la creación de las mesas sectoriales de sanidad, educación, justicia y universidades, tal y como el Gobierno acordó con los sindicatos.

En cuanto a los acuerdos adoptados con los sindicatos, recordó que en septiembre de 2009 el Gobierno firmó con ellos un Acuerdo para la Función Pública que fija una subida salarial del 0,3% para 2010, en un "importante esfuerzo de austeridad y responsabilidad". Este pacto con los sindicatos, indicó, es la "hoja de ruta" para avanzar en la modernización de la administración, ya que contiene unas cincuenta medidas.

De ellas afirmó que en la "última semana de junio estarán en marcha todas las iniciativas acordadas" y que en septiembre se iniciará la tramitación de la Ley de Función Pública. Para sacarlas adelante algunas de ellas tendrán "cuerpo de ley, pero siempre deben tener alma de pacto".

Por ello, advirtió de que "no es el momento de la política pequeña, tan atenta a las próximas elecciones que es incapaz de pensar en las próximas generaciones". Tampoco consideró que sea el momento "de pretender imponer condiciones", si no el de llegar al acuerdo, que "sencillamente es una necesidad y una responsabilidad", estimó.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es