18 de noviembre de 2019, 9:50:42

mobbing maternal


Nueve de cada diez embarazadas sufre violencia o acoso laboral


Nueve de cada diez embarazadas sufre "mobbing maternal", es decir, violencia o acoso, especialmente en su entorno laboral, según un informe de la Fundación Madrina, que indica que con la crisis se ha agravado en más de 20 puntos los despedidos o abandonos del trabajo por causa de maternidad.


El informe señala que el 45 por ciento de las mujeres que son madres son despedidas o abandonan su empleo, y esta cifra sube hasta el 50 por ciento en el caso de embarazadas que no pueden acceder a un puesto de trabajo por el simple hecho de estar encinta, además, asegura que una de cada cuatro gestantes sufre violencia doméstica. La Fundación indica que ocho de cada diez mujeres tienen "muy limitado" el acceso o el mantenimiento de su empleo o bien sufren una penalización severa, en términos de ascenso o remuneraciones salariales.

Según el estudio, el perfil de la mujer que sufre "mobbing maternal" es el de una empleada de una pyme de entre 25 y 30 años, embarazada, que presenta "un elevado riesgo psico-social" y que tiene formación básica, hijos menores de tres años y pareja. Asimismo, el acoso laboral que sufren estas mujeres se ejerce en un 60 por ciento en pymes, un 19 por ciento en la empresa pública, un 17 por ciento en grandes empresas y multinacionales, y un 4 por ciento en empresas familiares.

El informe recoge algunas frases que la madre trabajadora tiene que soportar tales como "tu embarazo da mala imagen a la empresa", "te daremos otra responsabilidad, ya que tus prioridades han cambiado", o "con tu horario reducido...no quiero sentar precedente", entre otras. Según datos del CSIC recogidos por Madrina, el 60 por ciento de las mujeres han visto reducida su actividad laboral o han interrumpido su trabajo o ascenso a causa de su maternidad.

Las conclusiones del estudio, según un comunicado de la Fundación Madrina, reflejan que el embarazo se ha convertido "en un factor de riesgo y la maternidad en un factor de desigualdad y exclusión social para la mujer madre". Para apoyar a las madres trabajadoras, la Fundación propuso, entre otros, un plan integral de apoyo que abarque a la mujer madre, su maternidad y la infancia; un salario maternal y baja remunerada de hasta dos años.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es