14 de diciembre de 2019, 7:16:51
Sociedad

3.421 en 2008


Los psiquiatras españoles reclaman una mayor atención para los casos de suicidio


Psiquiatras españoles alzaron este martes su voz para reclamar a las autoridades sanitarias atención al problema del suicidio, que se puede prevenir y es evitable en "la inmensa mayoría de los casos", y del que en 2008 se registraron 3.421 casos en España.


En una rueda de prensa en Madrid, los profesionales del sector alertaron de lo elevado de la cifra, veintidós veces superior al número de fallecidos en el accidente de avión de Spanair, ocurrido en agosto de ese mismo año en el aeropuerto de Barajas, "que tanta conmoción causó".

Estas tragedias, tanto la producida en el aeropuerto madrileño como las que se suceden en las carreteras, han suscitado una respuesta de toda la sociedad y del Gobierno español, que ha adoptado actuaciones drásticas y exitosas para prevenirlas.

De hecho, el Instituto Nacional de Estadística (INE) de España acaba de revelar que el suicidio se situó en 2008 como la primera causa externa de defunción, por encima de los accidentes de tráfico.

El presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, Julio Boves, señaló que, hasta hace 25 años, España tenía un índice bajo de suicidios, pero desde 1985 se ha elevado a "moderado" pasando del nivel verde al naranja, con una tasa media de 7,5 personas que se quitan la vida por cada 100.000 habitantes.

Según datos oficiales, los varones consuman el suicidio con una frecuencia entre dos y cuatro veces mayor que las mujeres, mientras que éstas realizan intentos con una frecuencia entre dos y tres veces superior a la de ellos.

Lucas Giner, del departamento de Psiquiatría de la Universidad de Sevilla (sur), señaló que el mejor factor "predictor" conocido hasta la fecha son los antecedentes personales de intentos suicidas, un colectivo en el que habría que centrarse.

Sin embargo, tan sólo el 20 por ciento de estas personas obedeció la recomendación de ponerse en tratamiento psiquiátrico tras haber sido atendidas en urgencias, apuntó José Luis Ayuso, catedrático de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Madrid.

El presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Jerónimo Saiz, añadió que se conocen los factores "biopsicosociales" que desembocan en suicidio, pero no se han destinados los recursos suficientes a coordinar su prevención.

Los expertos demandaron hoy, además, que se establezca un protocolo hospitalario de recogida de información y la creación de una red centinela en los servicios de urgencia, junto con una formación específica para los médicos de Atención Primaria que permita "controlar" a los pacientes suicidas.

Se sabe que más del 90 por ciento de los suicidios presentan patología psiquiátrica, siendo las más frecuentes la depresión, los trastornos esquizofrénicos y de personalidad, mientras que el consumo de alcohol y otras sustancias tóxicas están muy presentes.

Enrique Baca, profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Columbia, en Nueva York, apuntó que el 40 por ciento de las conductas suicidas tiene una base genética y, por lo tanto, se "heredan".

José Giner, presidente de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, concluyó que con una adecuada preparación de los médicos se evitarían muchas muertes, ya que el 50 por ciento de los suicidas había acudido un mes antes al doctor.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es