28 de marzo de 2020, 12:43:57
Nacional

debe pagarla antes del día 7


Matas intensifica sus gestiones para reunir la fianza millonaria


El ex presidente del Govern balear, Jaume Matas intensifica sus gestiones para reunir la fianza judicial de tres millones de euros que le reclama la Justicia, a pesar de que este jueves empieza la Semana Santa, puesto que "no sobran días", según lamentó su abogado, Rafael Perera, quien recordó que el plazo para pagarla expira a media noche del próximo miércoles, 7 de abril.


Según expuso el letrado, en declaraciones realizadas hoy a Europa Press, "supongo que sí está realizando gestiones" Jaume Matas para obtener la cantidad requerida por el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, para eludir su ingreso en prisión provisional por su presunta participación en el 'caso Palma Arena', por la construcción del velódromo mallorquín que costó el doble de lo inicialmente presupuestado.

Respecto a la posibilidad de que Matas entregue la fianza antes de que culmine el plazo de que dispone, Perera señaló que "imagino que se constituirá en el último momento, puesto que no sobran los días". Y, una vez que esto ocurra, el también ex ministro de Medio Ambiente deberá personarse los días 1 y 15 de cada mes en el Juzgado de Guardia. Siendo el 15 de abril la primera ocasión en que deberá presentarse ante la Justicia.

El abogado recordó también que Matas se encuentra "volcado" intentando reunir la cantidad impuesta por el magistrado que instruye el caso Palma Arena, para lo cual, lleva a cabo numerosas gestiones bancarias. De este modo, Perera manifestó que su patrocinado dedicará a esta actividad los próximos días, a pesar de que, en Baleares, es festivo hoy, mañana viernes, y también el próximo lunes.

El juez decretó esta cantidad en un duro y extenso auto, en el que acuerda 72 días hábiles -con la Semana Santa de por medio- para poder constituir la caución. Además, Castro acordó la retirada del pasaporte de Matas -que ya había entregado el pasado viernes por orden del juez para evitar su fuga-, la prohibición de abandonar el territorio nacional y la obligación de comparecer ante el juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

En el auto, el magistrado alude a la existencia de un "margen de gravedad más que sobrado" como para que Matas pueda sustraerse de la acción de la justicia, "máxime" cuando reside en Estados Unidos y "se sospecha" que en este país o en otro vecino pueda guardar "el grueso de los beneficios ilícitamente obtenidos" a raíz de su presunta implicación en los hechos investigados en el marco del caso Palma Arena.

Asimismo, Castro basa su petición de prisión así como la retirada de su pasaporte y la prohibición de abandonar el territorio nacional, en la intención de "evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas".

En su opinión, existe un peligro "más que fundado y concreto al respecto como lo evidencia el hecho de que el encausado no se recata en mediatizar a testigos, imponer el silencio a quienes fueron sus subordinados, preconstituir pruebas falsas e incluso acude, aunque sea infructuosamente, a una de las más altas instituciones del Estado buscando un cobijo al que no tiene derecho".

En concreto, sobre el ex ministro pesan un presunto delito continuado de falsedad en documento oficial, uno de prevaricación administrativa, uno de fraude a la administración, siete de malversación de caudales públicos, otro de blanqueo de capitales y un último electoral, castigados con hasta 64 años de prisión.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es