10 de diciembre de 2019, 20:58:38
Opinion


La TDT no traerá más calidad

Javier Cámara


Ya está aquí, ya tenemos la nueva tele con muchos más canales digitales. Técnicamente está muy bien. La veremos mejor. La escucharemos estupendamente. Algunos serán interactivos, incluso. Pero todavía nos quedan muchas dudas que el tiempo nos irá resolviendo. No sabemos cuántas cadenas sobrevivirán al cambio ni cuántas acabarán fusionándose. El panorama no está claro.

Aun así, la gran ventaja, desde mi punto de vista, será que la especialización de algunos canales no me hará esclavo de la programación. Por ejemplo, si me interesan las noticias no tendré que esperar a los informativos de tal o cual edición, ya que en la parrilla tenemos algún canal con noticias las 24 horas del día (ya casi doy el nombre de uno de ellos). En el caso de la música, deportes y los dibujos animados, lo mismo. Esa comodidad dará una utilidad que no tenía antes la televisión.

Del mismo modo, la gran duda que me surge es si será una televisión de calidad. La respuesta creo tenerla bastante clara. Rotundamente, no. Me gustaría equivocarme y que alguien me reprochara pasado el tiempo que la televisión, desde la TDT, es más rica que la que hemos tenido hasta ahora.

Varias cosas están claras. Por un lado, la audiencia de la nueva televisión se va a fragmentar mucho más al haber más canales. Por tanto, habrá menos personas viendo cada canal. La lucha por conseguir telespectadores va a ser más encarnizada, si cabe, con lo que me temo que la programación gancho será una prioridad para las cadenas. Y ya sabemos lo que pasa cuando el objetivo es conseguir "share" como sea.

Precisamente porque la parrilla se diversifica, los ingresos por publicidad serán menores. El número de canales aumenta, pero las empresas anunciantes son las mismas. Más comensales para la misma tarta. Los presupuestos no cambian y si lo hacen es a la baja en época de crisis.

Y digo yo: ¿Alguien duda de que la producción barata de programas basura va a ser algo normal con la nueva TDT? ¿No les parece una ilusión esperar grandes producciones en programas de interés general con la crisis galopante que no parece que vaya a abandonarnos?

Los debates son baratos y pueden ser interesantes. Sólo tendremos que esperar el buen criterio de la productora a la hora de elegir los tertulianos, aunque me da que la fragmentación de la audiencia también irá por derroteros ideológicos, con lo que no espero tampoco que sean muy plurales.

La tele va a ser más barata, las cadenas irán a lo fácil y como no habrá quien se la "trague" porque la calidad brillará por su ausencia, será un gran momento para darse con fruición a la lectura. Yo se lo recomiendo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es